Empresas y finanzas

BNP lanzará su neobanco Nickel en España en octubre con 200 'oficinas'

  • La entidad operará desde los estancos y las administraciones de loterías
Javier Ramírez, consejero delegado de Nickel España

El grupo francés BNP Paribas tiene todo preparado y engrasado para lanzar su neobanco Nickel en España. Aunque la pandemia ha retrasado varios meses los planes iniciales, la nueva entidad estará comercializando sus productos a finales de septiembre o principios de agosto. Así lo asegura a elEconomista el consejero delegado de Nickel en nuestro país, Javier Ramírez, quien señala que están trabajando en estos momentos en las pruebas técnicas de los sistemas operativos y en el reclutamiento de puntos de venta.

La estrategia del neobanco es diferente a la de las entidades de reciente creación, ya que apuesta por contar con una red física. Para ello, ha alcanzado un acuerdo con las asociaciones de administraciones de loterías y estancos, con el fin de que estos, a cambio de una comisión, lleven a cabo la intermediación.

"Arrancaremos con algo más de 200 puntos, que son los que han solicitado ya la autorización al Banco de España", sostiene Ramírez, quien espera que poco a poco se vayan sumando más, hasta alcanzar en 2024 una red de 3.000. "Tenemos un universo de 20.000 estancos y administraciones de lotería que se pueden unir al proyecto; en Francia hemos atraído a unos 6.000 en seis años", resalta el directivo para argumentar su optimismo.

"Queremos tener la máxima capilaridad cuanto antes, porque nuestra rentabilidad requiere de mucho volumen de negocio", señala Ramírez, quien apunta a que la especie de sucursales con las que nacerá Nickel están repartidas por toda la geografía, aunque donde más puntos habrá en un principio es en la costa de Levante, Cataluña, Andalucía y Madrid. "Es donde más cercanía al producto hemos encontrado", manifiesta.

El propósito del neobanco es alcanzar en cuatro años los 700.000 clientes, una cifra que se asentará en las grandes poblaciones, que es donde centrará sus esfuerzos comerciales. La entidad, según su máximo responsable, "viene a sortear los problemas de la gente corriente, que solo necesita cobrar su sueldo, que no quiere ni hipotecas ni hacer inversiones". "Esta gente, que suele tener que pagar 200 o 300 euros al banco por tener la nómina o pensión, está en los barrios", destaca Ramírez.

Eso sí, hace hincapié en que el modelo de Nickel se adapta a la perfección a la España vaciada, porque desde un terminal de pago (TPV) de los comercios se puede operar. Es decir, se puede ingresar y sacar dinero, que es lo que precisamente va a ofrecer el neobanco de BNP Paribas. Por ello, la firma ya ha entablado conversaciones con las diputaciones provinciales para ver cómo se puede ayudar a los municipios que se están quedando sin servicios financieros al quedarse sin sucursales de bancos tradicionales y sin cajeros automáticos.

"Si cumplimos nuestros objetivos en 2024 tendremos la red física bancaria más grande del país", destaca Javier Ramírez

En Francia, hace hincapié Ramírez, "hemos tenido mucho éxito en los pequeños municipios", por lo que confía en que el resultado se pueda repetir en nuestro país, donde cada vez hay menos oficinas bancarias. "Si cumplimos con nuestros objetivos en 2024 tendríamos la mayor red física de una entidad", considera el directivo.

Nickel está recibiendo propuestas de otros comercios, que puedan ser agentes intermediarios, pero la entidad prefiere que éstos sean profesionales con una licencia del Estado, como son los estancos y las administraciones de lotería, y aporten así una mayor fiabilidad a los clientes. Además, por cuestiones de seguridad, ha establecido unas cantidades máximas que se puedan ingresar o retirar en estos establecimientos. En concreto, son 800 euros por ingresos cada siete días y 300 euros de retirada en una semana, en una o varias operaciones.

Móvil e internet

Aunque la diferencia clara con otros neobancos es el vínculo con el punto físico de venta, donde se valida la cuenta corriente y se recibe al instante la tarjeta asociada, Nickel planea en un futuro que las altas de los usuarios se puedan hacer íntegramente a distancia, es decir, a través del móvil o Internet.

En un principio, los clientes se podrán dar de alta a través del teléfono o el ordenador, pero será necesario que validen la cuenta en el punto físico con el DNI, donde se les entregará una tarjeta Mastercard, explica.

Lo que de momento no se plantea Nickel y así lo asegura su responsable en España es ampliar el abanico de productos y servicios. Es decir, que la intención no es ofrecer ni hipotecas ni créditos al consumo, ni tampoco fondos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin