Actualidad

Alibaba duplica su estructura en paraísos fiscales para tributar menos

  • El holding chino tiene su sede en Caimán y varias sociedades en Islas Vírgenes

La multinacional china Alibaba duplica su presencia en paraísos fiscales. Aunque tiene multitud de filiales, la cabecera del negocio se compone se compone actualmente de ocho filiales fuera de la China continental y 15 dentro de este país, con la sociedad principal en Islas Caimán. Fuera de China la estructura se organiza con dos en Caimán, tres en Hong Kong, una en Singapur y dos en las Islas Vírgenes Británicas. Además, dentro de China dispone de 15 sociedades dependientes. En 2021 el entramado del negocio en paraísos fiscales estaba compuesto por la mitad de firmas: una en Islas Caimán, otra en Hong Kong y dos en Islas Vírgenes Británicas.

En la documentación remitida a la SEC, el regulador de bolsa de EEUU, la empresa reconoce que en Islas Caimán no está sujeta al impuesto sobre la renta, al de sociedades o plusvalías. Además, de no aplicarse ningún impuesto sobre las ganancias de capital y no tener retención de pago en los dividendos, con lo que evita tributar.

En Hong Kong, donde tiene tres entidades, "las filiales de nuestra empresa en este país estaban sujetas al impuesto sobre los beneficios a un tipo del 16,5% en los años fiscales 2020, 2021 y 2022", dicta el documento, que no especifica, sin embargo, los tipos impositivos en Islas Vírgenes ni Singapur. Las sociedades de la compañía que se encuentran, por otro lado, dentro de China están sujetas al impuesto de valor añadido (IVA) sobre los ingresos obtenidos. En base a la reforma china de 2008 del gravamen, el tipo de IVA que se aplica es del 6%.

Impuesto sobre la renta

Alibaba paga en China el tipo estándar del 25%, aunque algunas filiales, calificadas como empresas de alta y nueva tecnología, cuentan con un tipo impositivo preferente del 15%.

A su vez, las empresas catalogadas como de software "están exentas de la ley durante dos años a partir de su primer año natural rentable y tienen derecho a una reducción del 50% durante los tres años naturales siguientes". Además, "las entidades reconocidas como empresas clave de software dentro del plan nacional disfrutan de un tipo preferente de la ley del 10%", refleja el informe fiscal.

De acuerdo con la ley china, se aplica una retención del 10% sobre los dividendos declarados por las empresas en el país asiático. En el caso de los inversores extranjeros en Hong Kong -y que tengan una participación de capital del 25%- el porcentaje es algo inferior. En concreto, un 5%. "Nuestras filiales operativas son empresas constituidas en Hong Kong y que reúnen los requisitos necesarios", aclaran desde Alibaba. De este modo, se les aplica el tipo impositivo del 5%. Asimismo, alegan que a 31 de marzo de este año tenían una "retención fiscal sobre la práctica total de los beneficios distribuidos por nuestras filiales en China (...) que asciende a 27.800 millones de dólares (28.333 millones de euros)."

Tratamiento preferente

La compañía, no obstante, reconoce que varias filiales recibieron un tratamiento fiscal preferente entre los años de 2019 y 2022. Esto se debe a que cuatro de las sociedades tiene un mercado principalmente tecnológico y de desarrollo de software, por lo que tenían que responder solo a un tipo impositivo del 10%. Para los años fiscales de 2020 y 2021 tres sociedades que tributan en China no recibieron dicho estatus.

Por ello, tuvieron un gravamen del 15% ya que si que se consideraban como entidades de alta y nueva tecnología. Del mismo modo, la filial dependiente de Beijing hizo frente a un impuesto sobre la renta del 12,5% gracias a ser una empresa de software y por la reducción del 50% del tipo legal estándar. Cada sociedad tributa así en base a las normas fiscales de la región en la que se encuentra. Las cuentas del segundo semestre de 2021 de Alibaba reflejan un aumento del impuesto sobre la renta, pasando de 1.801 millones de dólares (1.840 millones de euros) en el mismo periodo de 2020 a 2.356 millones de dólares (2.408 millones de euros) en 2021.

Esto se debe a que en los últimos seis meses de 2020, se produjo una reducción fiscal de 843 millones de dólares (861 millones de euros) como consecuencia de la entrada de varias filiales en la categoría de empresa de software clave en 2019, lo cual supone una reducción del tipo impositivo al 10%. Estas empresas, sin embargo, no consiguieron al año siguiente esta categoría y no se realizó el ajuste fiscal. El estatus de empresa de software depende únicamente de las autoridades chinas competentes. Su labor es revisar esta categoría anualmente, lo que supone que puede variar de un año a otro. Además, tal y como señala el documento remitido por Alibaba a la SEC norteamericana, "la correspondiente reducción del gasto fiscal como resultado de la notificación oficial que confirma la condición de empresa software se contabiliza al recibir dicha notificación". El objetivo, en cualquier caso, es siempre tributar menos.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Javier
A Favor
En Contra

Mientras los distintos gobiernos occidentales cargan con multitud de impuestos al comercio local...el comercio online hace estas cosas. Y no sólo son estos chinos: lo hacen todos.

Deberíamos preguntar las razones por las que los gobiernos hacen la vista gorda. ¿ No les parece?

Puntuación 4
#1