Actualidad

El plan de Sánchez Llibre para repetir en Foment: inversión en infraestructuras y retorno de sedes

  • Las elecciones se celebrarán el 18 de julio y habrá tiempo hasta el día 11 para presentar candidaturas
  • El dirigente propone la creación de una agencia independiente integrada por representantes de Gobierno y Generalitat
  • No desfallece en el intento de que vuelvan las empresas que se marcharon en otoño de 2017
Josep S?nchez Llibre, presidente de Foment del Treball, y su equipo, a la llegada al acto de presentaci?n de las elecciones. Lu?s Moreno
Barcelona

Foment del Treball acordó el lunes adelantar las elecciones presidenciales ante el próximo 18 de julio. La explicación oficial es que esperan un otoño caliente, por lo que pretenden despejar el calendario y lo cierto es que tampoco se vislumbra en el horizonte un candidato alternativo a Josep Sánchez Llibre. El dirigente ya dibuja los grandes rasgos de su próximo mandato: denunciar la falta de inversión del Estado en Cataluña y volver a intentar el retorno de sedes sociales a la comunidad.

Con la fecha de los comicios aprobada en junta, los aspirantes a la presidencia podrán presentar sus proyectos hasta el 11 de julio y la mesa electoral se constituirá dos días después. Para poder hacerlo, deberán conseguir el aval al menos 40 de los 76 vocales de la asamblea. Una vez superado el primer corte, conseguir la mayoría en unas elecciones con aproximadamente 650 socios con derecho a voto entre empresas individuales (150) y gremios y asociaciones (500).

Se da por hecho que Sánchez Llibre repetirá. El exdiputado de CiU no tiene a día de hoy una oposición organizada en la entidad y el temor a que el independentismo trate de formar una candidatura paralela perdió fuerza después de la derrota de Eines de País (avalada por la ANC) en Pimec, la patronal de las pequeñas y medianas empresas.

El adelanto electoral complica todavía más las cosas a las alternativas.

Por ello, el presidente de Foment se permite ya explicar los proyectos sobre los que girará el mandato 2022-2026. El primero, la creación de una agencia independiente que fiscalice las inversiones del Estado en Cataluña tras conocerse que en 2021 el gasto acometido fue solo el 35,8% del presupuestado.

"Crear la agencia requeriría menos de un año de tramitación parlamentaria", destacó Sánchez-Llibre

Según los cálculos de la patronal, el déficit histórico alcanza los 35.000 millones de euros. Para remediarlo, la entidad redactó una proposición de ley que enviará a todos los partidos políticos para la creación del organismo, que tendría sede en Madrid. Estaría formado al menos doce miembros: dos, designados por el Ministerio de Hacienda; uno, designado por el Ministerio de Economía; tres, designados por el Ministerio de Transportes; uno, designado por el Departament d'Economia; uno, designado por el Departament de Territori; dos, designados por el Consell Assesor d'Infraestructures de Catalunya; dos, designados por las asociaciones municipalistas de Cataluña y un miembro designado por cada partido con representación parlamentaria en la circunscripción catalana en las próximas Generales.

"Requeriría menos de un año de tramitación parlamentaria", destacó el dirigente, que volvió a denunciar el "maltrato histórico" que sufre Cataluña por parte del Gobierno. "Es una vergüenza, nos han tomado el pelo por más de una década", criticó.

La creación de la agencia no es el único proyecto de Sánchez Llibre. El directivo no da por perdida la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat a pesar de la negativa de la Generalitat y las reticencias en el ala de Podemos del Gobierno. Organizará un acto en IESE –sede del histórico acto de 2007 que agrupó a toda la sociedad civil catalana para pedir la gestión autónoma de la instalación- el próximo 21 de noviembre al que asistirán dirigentes aeroportuarios de todo el mundo.

El retorno de sedes, la asignatura pendiente

A pesar de los planes de futuro, el presidente tiene una asignatura que se le resiste: conseguir que vuelvan las empresas que en otoño de 2017 trasladaron la sede social fuera de Cataluña. Los intentos del exdiputado para lograr el retorno fueron hasta el momento infructuosos, pues ninguna de las grandes compañías que se marchó hizo el camino inverso.

"Siendo sincero, si hubiese conseguido que las sedes volvieran no me hubiera vuelto a presentar", admitió Sánchez Llibre. El dirigente admitió que la operación retorno será uno de los puntales del nuevo mandato, aunque también lo era del anterior y no tuvo éxito.

"No lo hemos logrado hasta el momento, es cierto, pero tengo ganes e ilusión, sé que no será fácil, pero no creo que sea una misión imposible", zanjó.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.