Actualidad

No sólo es horario valle: cómo utilizar los electrodomésticos para ahorrar luz

  • La OCU advierte el alto precio de la electricidad pese a la baja de mayo
  • Anovo hace un listado de consejos para ahorrar en la factura de la luz
Foto: Dreamstime.

Estamos a mitad de año y a la hora de hacer un balance sobre el precio de la luz seguimos preocupados. Si bien en el mes mayo el precio de la electricidad tuvo una baja que llegó a 187,1 euros/MWh, respecto al mes de abril (191,52 euros/MWh), sigue siendo un 40% más del valor que se registraba hace un año, según cifras de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Con esta advertencia las recomendaciones salen a la luz con el fin de ahorrar en la factura de la luz y que no nos pille desprevenidos.

El pasado mes de abril el Gobierno de Pedro Sánchez puso en marcha una primera batería de medidas para paliar la crisis generada por la guerra en Ucrania. Sin embargo, estas medidas siguen sin bastar para rebajar la factura de la electricidad. "Por esta razón habrá que esperar a la medida estrella, que es "capar" el precio del gas para las empresas que generan electricidad con este combustible y de esta forma facilitar una rebaja en los mercados mayoristas", explica la OCU desde su informe.

La forma básica de ahorrar en la factura de la luz es realizar el principal gasto energético durante las franjas horarias donde la electricidad es más barata. Por ejemplo, desde este 1 de junio la franja más económica se sitúa entre las 16 horas a las 17 horas, con un valor de 0.23587 euros/kWh. Mientras que la franja más cara va desde las 21 horas hasta las 22 horas, con un valor de 0.39076 euros/kWh.

Sumado a esta estrategia de ahorro, también surge un listado de recomendaciones y consejos como los que ofrece Anovo, empresa de postventa de tecnología, para frenar la subida del precio de la luz

Cómo utilizar los electrodomésticos para ahorrar en la factura de la luz

1. No utilizar el modo 'stand by'. En numerosas ocasiones no se desconectan los dispositivos eléctricos de los hogares y esto supone hasta un 10% de consumo en la factura mensual. El caso más paradigmático es el televisor.

2. Desenchufar los electrodomésticos con batería. Anovo recomienda que , siempre que se pueda, es aconsejable desenchufar, por ejemplo, el secador, portátil o cargadores del móvil cuando no se esté haciendo uso de ellos.

2. Adquirir electrodomésticos con certificación energética A. Contar con este tipo de modelos (A+, A++ y A+++) evita una factura elevada ya que a la larga ahorran en consumo gracias a su eficiencia.

3. Instalar termostatos. Regular la temperatura ambiente a través de este dispositivo es la mejor medida para ahorrar energía. 20ºC en invierno y 25ºC en verano son las temperaturas ideales a la hora de climatizar cualquier instalación sin tener ningún susto en la factura.

4. Contar con bombillas LED. Las bombillas incandescentes, aunque se dejaron de fabricar en España en 2012, siguen presentes en muchos hogares a día de hoy. Sin embargo, cambiarlas por bombillas LED (dos diodos emisores de luz) es una opción más sostenible.

Otras recomendaciones a tener en cuenta es utilizarla energía eléctrica y los electrodomésticos con mentalidad sostenible. Así, es interesante aprovechar al máximo las horas de luz y evitar el uso de la artificial, mantener la puerta cerrada del horno o el frigorífico y lavar con agua fría la ropa y con el tanque lleno. Además, se debería utilizar los programas eco tanto del frigorífico, lavadora y secadora.

Otros consejos para ahorrar en la factura de la luz

Además, se utilizar correctamente los electrodomésticos en las horas donde la electricidad es más cara, Anovo comparte otros dos consejos a tener en cuenta.

1. Optar por instalaciones de gas natural. La calefacción eléctrica, cuya instalación es muy económica, es un método de climatización con un consumo muy elevado. A largo plazo, instalar gas natural en el domicilio es más económico.

2. Ajustar la potencia al uso habitual del domicilio. Si se usa a la vez un horno, una cocina eléctrica y un microondas y 'saltan los plomos', la potencia contratada no es suficiente. Por tanto, si habitualmente se ponen en funcionamiento estos tres electrodomésticos, conviene subirla. Por el contrario, si se cuenta con una potencia contratada muy alta y no se necesita, se recomienda bajar los kilowatios para ahorrar en la factura.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin