Actualidad

¿Qué es una infracción para Hacienda? Esto es lo que tendrás que pagar por cada multa

Foto: Dreamstime

La intención del Gobierno de acabar con el fraude va ligada a un aumento de las actuaciones de la Inspección de Hacienda. Por este motivo, muchos profesionales y particulares se plantean la misma pregunta: "¿qué se considera infracción?", "¿cuánto tendré que pagar por la multa?".

Para cada caso, el nivel de la infracción y las cantidades a pagar serán distintos. En primer lugar, cabe destacar que Hacienda cataloga las infracciones en función de su gravedad y de su intención, lo que se denomina dolo. En base a esta categorización, la sanción económica será mayor cuanto mayor sea la gravedad del hecho.

¿Qué es una infracción?

Para entender lo que Hacienda entiende por infracción y, por ende, los hechos que perseguirá la Inspección, hay que atender a dos aspectos:

- Ocultación de datos.

- Utilización de medios fraudulentos.

La ocultación de datos se basa en la no presentación de algunas cuentas con el fin de reducir las obligaciones impositivas. Por su parte, el uso de medios fraudulentos puede llevarse a cabo de varias formas:

- Llevar de forma incorrecta los libros de contabilidad o registro.

- Emplear facturas, justificantes u otros documentos falsos.

- Usar personas o entidades interpuestas, imposibilitando conocer la verdadera situación del negocio.

¿Qué tipos de infracción existen?

Hacienda cataloga estas infracciones en base a tres niveles de gravedad, que se especificará en función de la cantidad defraudada y la intención de llevar a cabo el fraude:

Sanción muy grave

- Cuando se utilicen medios fraudulentos para llevar a cabo la infracción. Hay dolo por parte del trabajador, de ahí la gravedad de la sanción.

- Cuando la infracción se basa en cantidades retenidas y el importe es superior al 50% de la base de sanción.

Grave

- Cuando la base de la sanción es superior a 3.000 euros y hay ocultación. Hay dolo, aunque lo considera menos grave que la utilización de medios fraudulentos.

- Cuando la infracción se basa en cantidades retenidas y el importe es igual o superior al 50% de la base de sanción.

- Cuando se utilizan facturas, justificantes y documentos falsos, sin que la incidencia supere el 10% de la sanción.

- Cuando se lleva incorrectamente la contabilidad y esto supone un porcentaje entre el 10% y el 50% de la base de la sanción.

Leve

- Cuando no se da ninguna de las circunstancias anteriores.

- Cuando la base de la sanción sea igual o inferior a 3.000 euros, haya o no ocultación.

- Cuando la base de sanción sea superior a 3.000 euros, sin ocultación.

¿Cuánto tendré que pagar por la multa?

Para conocer la cantidad concreta, el infractor tendrá que hacer el cálculo de lo que Hacienda establece para cada tipo de infracción:

- Infracción leve: la multa conllevará el pago de la deuda y un 50% de la cantidad adeudada.

- Infracción grave: la multa conllevará el pago de la deuda y entre un 50% y un 100% de la cantidad adeudada.

- Infracción muy grave: la multa conllevará el pago de la deuda y entre un 100% y un 150% de la cantidad adeudada.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

vio
A Favor
En Contra

No soy experto en el tema, pero he sufrido las consecuencias de estas sanciones. Generalmente te llega una carta certificada en la que Hacienda te expone el delito que considera que has cometido y la sanción que conlleva. Si lo consideras y te comprometes a pagar en un mes la sanción se reduce notablemente, del orden del 70%. Pagas la deuda y la sanción, y se acabó. Si recurres, generalmente hay que depositar el importe completo y ya se verá si tienes razón o no. Si pierdes pagas la deuda más la sanción completa. En caso de tener razón no pagas nada.

Puntuación 0
#1