Actualidad

Esta es la lección más importante que Bill Gates aprendió de Warren Buffett

  • Los dos magnates se conocen desde 1991

Warren Buffett y Bill Gates se conocen desde hace décadas, formando seguramente la dupla de amigos con más éxito en los negocios de toda la historia.

Su amistad procede de cuando Gates aún no había despuntado del todo con Microsoft, en 1991. Ahora, con Buffett ya con 91 años y Gates con 66, ambos siguen compartiendo consejos y anécdotas, aunque también hay quien dice que el divorcio de Gates ha podido haber repercutido en su relación. Pero hay una lección en espacial que Gates reconoce como la más importante que ha recibido por parte del llamado 'Oráculo de Omaha'.

"Hasta el día de hoy, cada vez que voy a Omaha (lo que intento hacer siempre que puedo), Warren sigue conduciendo hasta el aeropuerto para recogerme. Es un pequeño gesto, pero significa mucho para mí", escribió Gates en su blog de 2016.

Y añade: "Siempre estoy impaciente por que se abran las puertas del avión porque sé que Warren estará esperando con una nueva historia o un chiste y volveré a aprender y a reír con él."

"Cuando me enfrento a un reto, a menudo me pregunto: ¿Qué haría Warren? Eso suele llevarme a la mejor respuesta", escribe el cofundador de Microsoft.

La mayor lección de Buffett a Gates

Gates ha aprendido muchas lecciones de vida de Buffett, pero dice que "la lección más importante que me enseñó es lo que significa la amistad".

"Aunque tiene una agenda muy apretada, Warren encuentra tiempo para cultivar sus amistades como pocas personas que conozco", dice Gates. "Coge el teléfono y llama para saludar y envía regularmente artículos que ha leído". Gates afirma que esta forma de ser es parte del éxito de Buffett no solo a nivel personal, sino también en los negocios.

Esto va en relación a unas palabras que una vez dijo Buffett: "Si llegas a mi edad en la vida y nadie piensa bien de ti, no me importa lo grande que sea tu cuenta bancaria, tu vida es un desastre".

Así nació la amistad entre los dos magnates

Gates dice que nunca esperó hacerse amigo del CEO de Berkshire Hathaway. Según recuerda Gates, en 1991, su madre le invitó a ir a su casa de vacaciones para conocer a un grupo de amigos, incluido Buffett. "No quise ir", recuerda en la entrada del blog. "Le dije que estaba demasiado ocupado en el trabajo".

Pero su madre insistió. "Mira", dijo finalmente Gates, "[Buffett] solo compra y vende trozos de papel. Eso no es un verdadero valor añadido. No creo que tengamos mucho en común".

Gates acabó cediendo, y antes de darse cuenta, él y Buffett se pasaron toda la tarde hablando "No parecía un gran inversor. Tenía esa forma modesta de hablar de lo que hace", dijo Gates.

Buffett tiene una versión similar de la historia. En una entrevista de 2016 con Bloomberg, Buffett dijo que estaba de visita en el estado de Washington cuando un amigo le invitó a cenar con los padres de Gates.

Fue un acierto que él y Gates decidieran ir: "Cuando nos reunimos aquel, hablamos durante unas 11 horas seguidas", dijo Buffett.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin