Actualidad

Estos son los puestos mejor pagados en los sectores de la construcción y la inmobiliaria: hasta 100.000 euros

  • Tras el parón forzado por el confinamiento en 2020, durante 2021 ambas actividades repuntaron con fuerza

El año 2021 va tocando a su fin aún muy marcado por la COVID-19 y por sus consecuencias tanto a nivel social como laboral. Cuando en marzo de 2020 el confinamiento se convirtió en obligatorio, sectores como el de la construcción se vieron afectados con fuerza. Sin embargo, un año después, algunos mercados como el de la reforma o la compra y venta de vivienda han repuntado con fuerza.

Este año hemos llegado a ver cómo las empresas constructoras casi se tenían que pelear por contratar albañiles ante su alta demanda, seguramente porque parte del ahorro de las familias durante el confinamiento se derivó a hacer arreglos en el hogar.

En este contexto, Spring Professional, consultor del Grupo Adecco, ha analizado los empleos más demandadas de los sectores de la construcción y la inmobiliaria.

Los perfiles y salarios mejor pagados en Construcción e Inmobiliaria

Director/a de Contratación es el perfil mejor pagado en España en 2021 del sector Construcción y su rango salarial es muy amplio dependiendo de la región y el tamaño de la empresa contratante, oscilando entre los 60.000 y los 120.000 euros anuales si supera la década de experiencia en una multinacional. Le siguen los puestos de Delegado/a y Director/a Técnico/a con salarios que alcanzan los 90.000 y 85.000 euros al año, respectivamente.

Con remuneraciones máximas que se mueven en torno a los 75.000 y 60.000 euros anuales se encuentran profesionales como Jefe/a de Grupo, Jefe/a de Obra ?uno de los más demandados?, Responsable de Estudios y BIM Manager. Le siguen posiciones como Arquitecto/a, Project Manager y Jefe/a de Obra de Instalaciones MEP que pueden recibir 50.000 euros anuales.

En el siguiente escalón, con sueldos máximos que rondan los 45.000 euros por año, hay perfiles como Ingeniero/a de Instalaciones MEP, Jefe/a de Producción y Técnico/a de Estudios. Este último es el profesional más buscado del sector en 2021.

Para finalizar, en el sector constructor, los puestos de Encargado/a de Obra y Delineante pueden llegar a percibir un salario anual de 43.000 y 40.000, euros respectivamente.

En el sector inmobiliario, el Director/a Comercial es el perfil mejor pagado en España en 2021 y su rango salarial es muy amplio dependiendo de la autonomía y el tipo de empresa, variando entre los 36.000 y los 120.000 euros anuales si supera la década de experiencia en una multinacional.

Le siguen los puestos de Director/a Técnico/a y Responsable de Expansión con salarios que alcanzan los 90.000 y 85.000 euros al año, respectivamente.

Con remuneraciones que se mueven en torno a los 80.000 y 70.000 euros anuales de máximo se encuentran profesionales como Asset Manager, Property Manager, Responsable de Valoraciones y Responsable de Suelo. Le siguen posiciones como Gerente de Promociones, Capital Markets Analyst, Analista Desarrollo Hotelero y Consultor/a Inmobiliario/a (Residencial) que pueden recibir 60.000 euros anuales.

Por último, en el sector inmobiliario, los puestos de Gestor/a de Promociones, Consultor/a Inmobiliario/a (Terciario) y Comercial Promotora pueden llegar a percibir un salario anual máximo entre los 50.000 y 45.000 euros.

¿Y cuáles serán los perfiles más demandados en 2022?

Si analizamos por separado estos dos sectores, se aprecian notables diferencias. Por un lado, el sector de la Construcción sigue manteniendo un perfil clásico y será difícil que cambie su visión a la hora de desarrollar su actividad y definir la metodología de sus procesos. Aun así, hay una tendencia hacia la eficiencia energética, una evolución que va acompañada de distintas subvenciones destinadas a este aspecto que marcarán el camino hacia la certificación de la sostenibilidad de las obras y proyectos del sector.

Por otra parte, se observa un crecimiento en proyectos relacionados con la industrialización de la construcción, con el objetivo de reducir costes y optimizar recursos y timmings, y avanzar hacia un modelo just-in-time.

Sin embargo, los proyectos de obra civil están estancados y dependen, en gran medida, del Ministerio de Fomento y, a pesar de que este invierte parte de los fondos de recuperación en estas obras, todo sigue dependiendo del país. La obra singular se encuentra, también y en general, paralizada. Pero sí que están creciendo las obras de edificación e instalaciones.

Los perfiles más reforzados en esta época pandémica han sido los puestos relacionados con los departamentos de suelo. Ante una posible ralentización, las compañías constructoras han volcado sus esfuerzos en contratar especialistas en la búsqueda de suelo de cara a poder reforzar su cartera de proyectos a futuro. Además, cada vez más se buscan perfiles con conocimientos en passivehouse o con certificaciones leed, well etc.

En la otra parte, el sector inmobiliario se ha visto altamente afectado por el contexto económico-sanitario. La COVID ha paralizado muchas de las inversiones inmobiliarias, tanto a nivel nacional como internacional, por lo que resulta muy complejo analizar la evolución a futuro del sector.

Si atendemos a la situación previa al estallido de la pandemia, las previsiones eran buenas, dice Spring en su informe, con un sector saneado y en crecimiento. Pero en este contexto de incertidumbre surgen nuevas oportunidades de reinvención de un sector que a veces se ha considerado rígido o poco dado a la innovación.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin