Actualidad

Cómo conseguir un aumento de sueldo: estas son las 4 frases que debes evitar

  • Una experta en procesos selectivos y de gestión de empresas recoge las expresiones que suelen alejarnos del objetivo

Conseguir un aumento de sueldo es un proceso que comienza por atreverse a solicitarlo muchas veces. Pero con ese primer paso dado, toca el punto clave de la negociación.

Fotini Iconomopoulos es una experta en gestión empresarial norteamericana de origen griego y autora de libros de management que ha recopilado cuatro expresiones que suelen alejarnos de conseguirlo cuando solicitamos el esperado aumento.

1. "Quiero más dinero"

En lugar de decir que deseas "un rango salarial más elevado" o un "aumento de sueldo". Con demasiada frecuencia, dice la experta, las negociaciones se paralizan al nombrar el objeto de deseo de forma demasiado explícita.

Pero la mejor manera de conseguir lo que quieres es decir lo que quieres. La experta recomienda investigar un poco en el equipo y en el mercado para averiguar lo que ganan las personas del perfil profesional que tenemos. "Utiliza esos datos para determinar la cantidad más baja que aceptarás, y expónla claramente en tu rango", dice.

2. "Creo que me lo merezco porque..."

En lugar de decir afirmativamente: "Me merezco una subida..."

Estar seguros del valor que aportan a la organización y expresarlo sin miedo puede ayudar al cometido.

"Si has recibido elogios de tus compañeros de trabajo, gerentes u otros supervisores, lleva esos correos electrónicos o notas a la conversación de negociación", dice.

Y siempre que sea posible, cuantifica. Habla de tus contribuciones en términos concretos, como el aumento de los ingresos o el éxito de los proyectos en los que has trabajado.

3. "Voy a tener que ir a la competencia...'

En lugar de decir: "he recibido otras ofertas..."

Amenazar con dejar una empresa es un juego peligroso, dice la experta. "Tu jefe puede pedirte que recojas tus cosas y te vayas".

Las ofertas de trabajo externas pueden utilizarse como palanca, pero hay que manejarlas con cuidado. En su lugar, menciona que has recibido llamadas de la competencia, pero que estás más interesado en que tu puesto actual funcione.

4. "Gracias de todas formas..."

En lugar de decir: "¿Cuándo podemos volver a hablar este tema?"

No todas las negociaciones se resuelven en el momento, y hay que estar prevenido también para un posible fracaso. En ocasiones, recibirás un no. Pero ese no es el final de la negociación, sino solo el principio, dice la analista.

Si estás interesado en quedarte en la empresa, puede que te lleve un poco más de tiempo conseguir lo que quieres. La clave es hacer preguntas: Si te dicen "Ahora no", pregunta "¿Cuándo?". Si te dicen "Necesitas más experiencia", pregunta "¿Qué te parece esa experiencia?".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin