Actualidad

Turrón blando o duro, ¿cuál es mejor? La OCU se decanta por este de marca blanca

  • Ambos tienen en Jijona y Alicante sus municipios más respetados
  • Que tengan calidad Suprema e IGP es una condición que aporta valor
Foto: Dreamstime.

La Navidad no se entendería sin el turrón como dulce más típico (con permiso de los polvorones, mazanares y el roscón de Reyes). De diversas formas y variedades, son sin embargo los más clásicos, blando y duro, los que más ventas registran cada año. Dos formatos sobre los que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha centrado su análisis, para definir sus características así como saber cuál es la mejor opción de compra.

Qué turrón compro y, sobre todo, qué marca elijo. Una decisión a tomar cada Navidad que, como en todo, radica siempre en el gusto del consumidor. Pero respetando esta ley no escrita, la OCU ha querido dar sus recomendaciones sobre este producto que tiene su lugar por excelencia en Jijona y Alicante.

Dos municipios tan reconocidos que han logrado ser IGP (Indicaciones Geográficas Protegidas) y que hoy en día dan nombre a las variedades más clásicas del turrón: blando y duro, respectivamente. Con muchas diferencias entre sí, más allá de la textura, sin embargo está en la miel y la almendra la clave de su éxito.

El porcentaje de almendras y la producción valenciana, claves para crear un buen turrón

Y es que para que un turrón sea reconocido como IGP Jijona o Alicante debe tener estos dos ingredientes producidos en la Comunidad Valenciana. Un requisito indispensable que, además, ayuda en la categoría Suprema (mínimo el 64% del contenido debe ser almendra) sobre la que la OCU ha querido hacer hincapié. 

Este sobrenombre, de alabada crítica, tiene algún que otro pero. Tal y como ha podido verificar la institución, en muchos casos la miel o el azúcar se sustituyen por jarabes de glucosa o azúcar invertido, mucho más baratos, así como se introducen aditivos para conservar su sabor. Condiciones que la OCU pide eliminar, con el fin de preservar la calidad de una IGP.

El turrón blando pasa por un proceso mayor al tener que someterse a molinos para después cocerse 

Pero ya adentrándose en lo que refiere a los productos que mejor respeto tienen hacia el turrón duro o blando, entre los primeros cabe reseñar a Lidl mientras que en los segundos el oro responde a AntiuXixona. Alicante o Jijona, la diferencia está en su fabricación puesto que para el blando, una vez mezclados los ingredientes se pasan por unos molinos para obtener una masa fina y uniforme que después se cuece.

Así es el mejor turrón duro disponible en Lidl

Contra todo pronóstico y pese a haber marcas reconocidas por su tradición, el mejor turrón duro (Alicante) solo se vende en Lidl. De marca blanca pues, bajo la firma Dor, este producto está catalogado como "compra maestra" dado su excelente sabor y calidad.

En un paquete que cuesta 2,29 euros y donde vienen dos tabletas de 100 gramos cada una, Lidl reconoce en su envoltorio que para la fabricación de este turrón de calidad Suprema se han usado huevos de gallinas criadas en el suelo. Unas condiciones que le otorgan una valoración de 84 sobre 100, pese a que no tiene IGP por usar un 63% de almendra.

Más allá de esta tableta de Lidl, la OCU reconoce el valor de otro turrón de marca blanca. Es el caso de Eroski, que también consigue una valoración de 84, esta vez sí con IGP Alicante por lo que tiene un precio un poco superior (5,30 euros). AntiuXixona (79 de valoración), Picó (77) y Dia, Ahorramás y Alcampo (todas 76 sobre 100) tienen los otros turrones duros más reconocidos en las catas.

AntiuXixona tiene el mejor turrón blando

Por otra parte, en lo que respecta a los turrones variedad Jijona, el mayor reconocimiento es para la marca más conocida propia de esta localidad alicantina. AntiuXixona tiene en su formato etiqueta transparente el "mejor del análisis". Una tableta "de muy buena calidad" apoyada en la IGP Jijona con un 70% de contenido de almendra.

Con una valoración de 70 sobre 100, por la menor calidad sobre sus azúcares, esto demuestra que la OCU otorga mayor puntuación a los turrones duros sobre los blandos. Aún así, este de AntiuXixona se puede encontrar fácilmente en casi cualquier establecimiento a un precio de referencia de 3,60 euros la tableta.

Lidl, como con el duro, vuelve a tener uno de los mejores turrones de esta variedad (66 de valoración) aunque Delaviuda consigue una posición mayor gracias a su tableta catalogada con 67 puntos. Aldi, Carrefour o Eroski son algunas de las marcas blancas más reconocidas en este caso, aunque para el turrón blando bajan sus reseñas hasta rozas la "calidad media".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin