Actualidad

No eres solo tú: el periodo de Navidad es el más estresante para la mayoría de trabajadores

  • La coincidencia de festivos, eventos sociales y una mayor carga de trabajo suele llevar al límite a muchos trabajadores

El periodo de las Navidades y Nochevieja está destinado a ser un momento de celebración, pero a menudo, esta época suele coincidir con un mayor cúmulo de carga de trabajo, a lo que se suma una agenda social más abultada que hace que, desde luego, no sea un tiempo de noches de paz para muchos trabajadores. Al menos, así lo describen varios estudios.

Una investigación llevada a cabo en 2016 ya mostraba que diciembre es el mes más estresante para los trabajadores y en el que más se reduce su productividad.

La mayoría de trabajadores sitúan diciembre como el mes más estresante

La encuesta, realizada por la empresa de seguros MetLife, recogía que para el 42% de los encuestados diciembre era el mes más estresante y también en el que se producían más síndromes de 'burnout', la ansiedad ligada con el exceso trabajo que en muchos casos acaba provocando que un trabajador deje su empleo.

La necesidad de conciliar las responsabilidades laborales con la vida familiar y el hecho de que algunos compañeros se tomen las vacaciones antes de que acabe el año, fueron señalados como las principales causas de estrés.

Gestionar y prevenir la acumulación de estrés es importante por lo tanto en estas fechas, donde se juntan de seguido varias semanas con festivos en los que a menudo no baja la carga de trabajo.

Otro estudio realizado por la empresa de catering Avenance en 2005 reveló que el 68% de los trabajadores eran menos productivos durante el mes de diciembre. Casi la mitad de los trabajadores admitieron en una encuesta que hacían entre un 10 y un 20% menos de trabajo, mientras que 1 de cada 6 producía entre un 20 y un 30%.

Marcar límites entre lo social y lo laboral, el primer paso

En estos mismo informes las empresas promotoraa coincidían al señalar consejos para sobrellevar estas fechas si coincide con mucho trabajo: tener cierta pausa por la mañana antes de empezar el trabajo, y mantener vivos y encontrar espacio para ocupaciones como la lectura o practicar ejercicio.

Estas actividades deben ser "no negociables", ya que contribuyen a mantener cierta rutina en un momento en el que es escasa. Marcar una lista de tareas clara y decir no a nuevas obligaciones que puedan surgir por el camino es importante en fechas como estas también.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin