Actualidad

Estos son los tres motivos que más cambios de trabajo provocan tras la pandemia

  • El burnout y la búsqueda de mayor flexibilidad son los motivos que más empujan a los trabajadores a cambiar de empleo

Tener un trabajo estable y defenderlo a capa y espada aunque no sea el que más se adapta a la conciliación parece que ha pasado a mejor vida. Los meses de pandemia ha hecho que muchos trabajadores cambien su posicionamiento sobre qué es lo que más valoran de sus puestos, y ahí la seguridad y el salario parece haber perdido posiciones. Al menos, así lo aseguran cada vez más estudios. Y, sobre todo, también parece que la pandemia también ha elevado los niveles de ansiedad en el trabajo -el conocido burnout-, especialmente tras la vuelta a la oficina.

La Gran Dimisión no muestra signos de detenerse, ya que las dimisiones de los empleados alcanzaron un máximo histórico en agosto, prolongando una racha de cinco meses de tasas de abandono que batieron el récord.

La pandemia lo ha cambiado todo y, para la mayoría de los empleados, ha afectado profundamente a su forma de ver y querer el trabajo.

Limeade, una organización dedicada a investigar y mejorar el bienestar de los empleados, ha publicado un nuevo estudio para examinar por qué dejaron sus empleos los empleados que lo han hecho durante el último año. El estudio encuestó a 1.000 empleados que comenzaron un nuevo trabajo en 2021 y han estado allí durante al menos tres meses.

El informe muestra tres hallazgos clave sobre los motivos:

1. El burnout es el mayor motivo para dejar un trabajo

La razón número 1 por la que los empleados cambian de trabajo es el agotamiento, ansiedad o síndrome de burnout, citado por el 40% de los encuestados.

"El agotamiento es especialmente insidioso para los empleadores porque afecta a los empleados más comprometidos y de mayor rendimiento", dice el informe, que reitera "no puedes quemarte del trabajo si no te importa".

2. La flexibilidad, el mayor objetivo de los que cambian de empleo

Cuando se les preguntó qué les atraía de su trabajo actual, los que cambiaron de empleo citaron la posibilidad de trabajar a distancia (40%) y otras formas de flexibilidad (24%) como un horario de trabajo no tradicional.

Los acuerdos de trabajo flexibles pueden ayudar a los empleados a lograr un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal y a combatir los efectos del agotamiento.

3. Cambiaron empresas muy jerárquicas por otras más colaborativas

Cuando se les pregunta cómo se compara su nuevo empleador con el anterior, los que cambian de trabajo se sienten más cómodos revelando una condición de salud mental y una mayor sensación de que su nueva empresa se preocupa por su bienestar.

La investigación también muestra que es más probable que recomienden su nueva empresa como un gran lugar para trabajar y que continúen trabajando para el empleador durante más tiempo.

El informe define una cultura solidaria como "el apoyo de la organización al bienestar social, físico, laboral y emocional de los empleados".

Otros consejos que recomienda el informe son fomentar las reuniones sociales entre los compañeros, ofrecer transparencia desde la dirección, ofrecer herramientas y recursos, permitir la comunicación bidireccional e invertir en el desarrollo de los empleados.

Anteriormente, otro informe, la encuesta global Workforce of 2022: Reskilling, Remote and More, reveló que el 19% de los trabajadores dejó o consideró dejar su trabajo en el último año.

Los trabajadores del sector tecnológico son los más propensos a dejar su trabajo, ya que el 33% se ha marchado o se ha planteado marcharse en el último año. Más del 35% tuvo compañeros que se marcharon, lo que según afirman afectó negativamente a su carga de trabajo diaria.

Sin embargo, existe una brecha generacional; el 27% de los millenials y el 31% de los Gen Z afirmaba que dejaban querer sus empleos, en comparación con solo el 13% de la generación de los babyboomers.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin