Actualidad

Esta joven de 34 años ha ahorrado más de 600.000 euros: sus cinco consejos para mejorar económicamente

  • Mandi Woodruff-Santos, experta en finanzas personales, planea tener 1 millón de dólares ahorrado a los 40 años. Ha compartido sus trucos.

Llegar a los 40 años con un patrimonio económico holgado es un objeto de deseo de muchos jóvenes. Mandi Woodruff-Santos, una experta en finanzas personales, está en el camino: ya ha ahorrado más de 600.000 euros. Eso sí, ha trabajado bastante para ello y reconoce que también ha tenido suerte.

A sus 34 años esta podcaster estadounidense cuenta con un patrimonio neto de más de 700.000 dólares (más de 600.000 euros) entre activos de inversión, vivienda en propiedad y dinero líquido, y planea llegar al millón de dólares antes de los 40.

Ahora, Woodruff-Santos ha contado que para llegar a esto sin embargo fue muy importante cambiar su rutina financiera a mediados de los 20 años, y ha repasado cinco hábitos que le han ayudado a generar su patrimonio actual.

1. Ahorra e invierte al mismo tiempo

Woodruff-Santos cuenta que salió de la universidad en plena crisis de 2008, y que entonces le daba miedo invertir. "Pero me di cuenta de que, aunque mantener todo mi dinero en una cuenta de ahorros me parecía "más seguro", ahogaría mis posibilidades de hacer crecer mi patrimonio más rápidamente", cuenta.

Así que ideó un plan que me permitiera ahorrar, invertir y seguir durmiendo a pierna suelta. "Establecí transferencias automáticas para cada período de pago".

- El 10% de su sueldo hacia un plan de jubilación

- Otro 10% a una cuenta de ahorro de alto rendimiento

2. No tener miedo a dejar un trabajo por otro mejor pagado

"Una vez que adquirí el hábito de invertir y ahorrar el 20% de mi sueldo, me centré en aumentar mi salario para poder invertir y ahorrar aún más", sigue contando.

Eso significaba buscar ascensos, pedir un aumento de sueldo o dejar un trabajo por otro que pagara más o que ofreciera más oportunidades de progreso profesional.

"Casi todas las veces que dejé un trabajo por uno nuevo, pude aumentar mi salario en al menos un 30%", relata. Aunque advierte de que por supuesto, este no es el movimiento adecuado para todo el mundo; asegurémonos siempre de tener en cuenta nuestra situación y objetivos profesionales.

3. Evitar la inflación del estilo de vida

La experta tiene un concepto especial llamada "inflación del estilo de vida". "Cuando se es joven, cada aumento de sueldo parece una excusa para conseguir un apartamento más grande con más comodidades o tomar más vacaciones", explica.

Pero ella tenía la intención de mantener mis gastos de vida bajos. "Me propuse no gastar más del 30% de mi sueldo en el alquiler, lo que significaba seguir teniendo compañeros de piso aunque pudiera permitirme vivir sola".

"Y cuando necesitábamos ahorrar dinero para nuestra boda, mi entonces prometido y yo nos mudamos a la casa de sus padres durante seis meses. No fue fácil, pero pudimos ahorrar 11.000 dólares para nuestro gran día", relata.

4. No crees un presupuesto demasiado rígido

También cuenta que su primer plan de ahorro era muy agresivo, y que no acabó funcionando por eso.

"Así que me centré en automatizar todos los pagos de mis facturas, incluidas las aportaciones de inversión y ahorro y olvidarme un poco", dice.

5. No dudes en contratar alguien que te ayude con las cuentas

Mandi cuenta que ella no pensaba que necesitara alguien que le ayudara a poner orden en sus finanzas. "Pero lo que no sabía era cómo alinear mis objetivos financieros con los de mi marido, especialmente al principio de nuestra relación. Teníamos hábitos económicos similares, pero opiniones muy diferentes sobre cómo gastar el dinero que tanto nos costaba ganar", cuenta.

Contratar a un asesor financiero les ayudó a trabajar en esos objetivos colectivos en mente. Aunque reconoce que es el paso menos importante de los que ha dado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin