Actualidad

Así son las bicicletas de Decathlon para hacer deporte mientras se teletrabaja

  • Las bicicletas estáticas vivieron su boom con los confinamientos restrictivos
Foto: Decathlon.

Desde el inicio de la pandemia, son muchos los casos donde se han detectado problemas de sedentarismo ante la imposibilidad de hacer deporte. Bien por los confinamientos, en los meses más restrictivos, bien por el aumento del teletrabajo que recluye en casa a los empleados, Decathlon ha encontrado la solución para conseguir moverse sin necesidad de levantarse de la silla. Todo gracias a cuatro bicicletas estáticas de escritorio que son toda una revolución en la actividad física en entornos reducidos.

Desde 500 hasta 1.000 euros, según el modelo y sus características. Ante el boom de las bicicletas estáticas, que en medio de los confinamientos más duros llegaron incluso a agotarse en multitud de establecimientos, la cadena especializada en deporte más famosa del mundo ha implementado su catálogo con toda una novedad en estas máquinas.

Cuatro bicicletas estáticas que o bien llevan un escritorio o bien se acoplan a cualquier mesa, para poder dar pedales y no sufrir de sedentarismo sin necesidad de levantarse del entorno laboral. Muy pensado para aquellos empleados que pasan horas y horas pegados al ordenador en su casa, Decathlon quiere así seguir promocionando, de la mano de LifeSpan, su clara apuesta por cualquier actividad física que elimine las actitudes más insalubres.

Los modelos más económicos son manuales y muy fáciles de usar

Comenzando por el modelo más económico (499 euros), la bicicleta consta de una sola máquina sin escritorio incluido. Eso sí, pudiéndose regular según la altura de la mesa, el aparato incluye un pequeño respaldo y está diseñado para alturas de entre 142 y 198 centímetros.

El siguiente modelo del catálogo de Decathlon responde también a LifeSpan aunque en esta ocasión con un pequeño escritorio unido a la máquina. Con un precio de 599 euros, tiene ruedas para poder mover el complejo a cualquier lado de la casa aunque no respaldo. Además, también es regulable y sus pedales miden hasta 23 centímetros.

Las más desarrolladas llevan una alimentación eléctrica para regular la intensidad del pedaleo en todo momento

Ya un peldaño por encima (899 euros), Decathlon y LifeSpan tienen el modelo C3-DT3. También sin respaldo, como las habituales bicicletas estáticas, se puede adquirir una postura ergonómica gracias a sus 19 niveles de posición pensados para personas de hasta 207 centímetros de estatura. Con sillín y pedales intercambiables, tiene una alimentación eléctrica (las anteriores eran manuales) que permite diferentes niveles de intensidad.

Sin embargo, si lo que se quiere es el modelo más avanzado del mercado, la cadena gala también tiene una última máquina por 999 euros. La bicicleta para escritorio C3-SC110 es prácticamente idéntica a la anterior en su diseño más exterior pero incluye unos comandos mucho más avanzados. Con pantalla táctil, sus funciones son muy sencillas de habilitar, posibilitando la actividad en cualquier estado y para casi cualquier persona.

Cuatro máquinas más que novedosas que llegan para revolucionar el teletrabajo, así como se pueden usar fuera de entornos laborables bien con una mesa de apoyo o bien en condiciones sencillas de deporte en entornos reducidos. Lo último en bicicletas estáticas que se han visto potenciadas por la pandemia hasta el punto de ser de lo más buscado en tiendas especializadas en deporte.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin