Actualidad

La mayoría de currículums no pasan este filtro: así debe ser para superarlo

  • Un nuevo informe muestra que los bots que automatizan la lectura de currículums rechazan muchos que son válidos
  • Recopilamos algunos consejos para saltar esta barrera digital

Quizá tengas el currículum adecuado para un puesto, pero antes de que llegue a la persona adecuada del departamento de recursos humanos, un bot lo haya descartado antes. Esa es la principal conclusión de un nuevo estudio denominado Trabajadores ocultos: Talento sin explotar.

Realizado de forma conjunta por investigadores de la Harvard Business School y la consultora Accenture en él se estima que hay más de 27 millones de "trabajadores ocultos", es decir, desempleados o que trabajan a tiempo parcial y que están deseando ser contratados para trabajos a tiempo completo pero que no pasan los algoritmos de los software de contratación, cada vez más habituales en grandes empresas.

Un agujero negro virtual de currículums

Una de sus principales conclusiones es que los currículos de los solicitantes de empleo van a parar con demasiada frecuencia a un agujero negro electrónico, donde los posibles empleadores no se fijan.

Con frecuencia, un currículum presentado carece de las palabras precisas para ajustarse a todas las cualificaciones y responsabilidades del puesto de trabajo enumeradas en el anuncio, y el bot de contratación los descarta directamente.

Hasta el 88% de los trabajadores encuestados para el informe dijeron que creen que las prácticas de contratación de los empleadores descartaron sus solicitudes cuando podían desempeñar con éxito los puestos de trabajo que solicitaron pero no se ajustaban a los criterios exactos de las descripciones de los puestos, lo que 'lee' este reclutador digital que pasa el primer filtro.

El problema es que la tecnología de contratación automatizada conocida como Sistemas de Seguimiento de Candidatos (ATS) está rechazando a innumerables personas solo por no incluir ciertas palabras clave. Este software no es nuevo, pero su uso se ha acelerado en los últimos años y la tecnología se ha perfeccionado para seleccionar los cientos de solicitudes y CVs que los empresarios suelen recibir electrónicamente para un solo puesto vacante.

Según el informe, más del 90% de los empleadores encuestados utilizan esta selección para filtrar o clasificar a los posibles candidatos.

Cómo vencer al algoritmo al elaborar nuestro CV

Usa palabras clave concretas: Mira las descripciones de los puestos de trabajo en oferta para poder determinar cuáles son estas palabras clave y dónde se pueden incorporar. Si se busca un comercial, esta palabra debe estar bien clara como uno de nuestros puestos, por ejemplo.

El sector en el que hemos trabajado y los sistemas con los que lo hemos hecho, así como las herramientas, también son relevantes en la selección de algoritmos y deben incorporarse al CV, explican desde el blog de la empresa de selección Hays.

Soft Skills, bien marcadas: Las 'soft skills' o habilidades blandas, que tienen que ver más con la actitud o la empatía, han dado mucho de hablar últimamente. Sin embargo, debido a su mayor ambigüedad, conviene ser conciso y claro.

"Gestión del tiempo", "productividad" o "profesionalidad" pueden estar bien, pero, de nuevo, sin pasarse de florituras.

Traslada todo al perfil de Linkedin: Mucha gente deja el campos del perfil de LinkedIn en blanco, pero deberíamos utilizar todo el número de caracteres posible para aprovechar su potencial (ojo, pensando también en no aburrir a los humanos).

Utiliza un formato aceptado a nivel de diseño: La originalidad está muy bien en los currículums, pero si quien lo va a ver es una máquina, igual no le importa tanto. No olvides asegurarte de que el CV tiene un formato aceptado, ya que un estilo alternativo podría no contener el contenido que los algoritmos reconocen, lo que significa que nuestra solicitud podría no entrar en la lista de preseleccionados.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin