Actualidad

Qué reformas hacer para convertir una vivienda en una casa pasiva (consumo energético próximo a cero)

  • El precio de la electricidad sigue siendo desorbitado en España
  • Así, muchos han pensado en poner paneles solares en el tejado
  • Sin embargo, no es la única solución para ganar eficiencia energética
Qué reformas hacer para convertir una vivienda en una casa pasiva (consumo energético próximo a cero)
Madrid

El elevado precio de la electricidad ha llevado a muchos a instalar paneles solares o pensar hacerlo como forma de bajar la factura de la luz. Sin embargo, hay otra serie de inversiones que se pueden hacer en una vivienda para que sea más eficiente. Es el caso del estándar de construcción passivhaus.

El blog de energías renovables de la escuela IMF Smart Education explica que concepto de passive house o passivhaus hace referencia a las casas cuyo consumo energético es muy próximo a cero. Se trata de un término que se acuñó en Alemania durante los años 80 y defiende la construcción de viviendas con un nulo o bajo consumo energético. 

Así, este tipo de inmuebles destacan por no necesitar los mecanismos de calefacción o refrigeración habituales, ya que la temperatura en su interior suele estar entre 20 y 21 ºC gracias a que obtiene la energía del exterior. También se caracterizan por tener un alto aislamiento acústico y térmico, un sistema recuperador del calor, un sistema mecánico que controle la calidad del aire de doble flujo. 

¿Se puede transformar una vivienda en una casa pasiva?

El blog de IMF explica que en la teoría sí que se puede reformar una casa bajo los estándares pasivos. Sin embargo, hay que tener una serie de consideraciones previas que limitan esa posibilidad. 

1. Orientación:  la vivienda deber tener cara sur y otra norte se podrá calentar en invierno y ventilar en verano.

2.Ubicación ideal: en una zona cálida hay que valorar las sombras naturales y en una más fría se valorarán las zonas con mucho sol.

3. Contorno: se calcula en base a la orientación y ubicación. Es necesario alcanzar un equilibrio entre la energía que guardan las paredes y el aislamiento. 

4. Vestimenta: es muy importante el comportamiento de los inquilinos y su vestimenta para evitar poner la calefacción.

Qué reformas hacer para tener una vivienda más sostenible 

El portal inmobiliario Housfy explica que más allá de la orientación y ubicación, una característica clave para este tipo de vivienda y que no se puede cambiar si ya está construida, hay que tener en cuenta que nunca se podrá conseguir una construcción 100% pasiva. No obstante, recomienda dos puntos clave en los que fijarse para tratar de mejorarlo: el aislamiento térmico  y la recuperación de calor. 

1. El aislamiento térmico: es lo que permitirá que no hayan filtraciones ni de aire ni pérdidas de calor. Ayudará a mantener una temperatura estable en la propiedad sin necesidad de usar ni aire acondicionado ni calefacción.  Para conseguirlo, es clave invertir en unas buenas y resistentes puertas y ventanas para que no haya filtraciones.

2. Recuperador de calor: es una herramienta que se usa para aprovechar el calor que se genera de forma natural. Además, para las zonas de más frío es perfecta, porqué convierte las temperaturas del exterior en 18-21 grados, que es la temperatura ideal para el interior de la vivienda.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ciudadano
A Favor
En Contra

Menuda chorrada de artículo... Más básico y simple no puede ser!

Puntuación 18
#1
Pedro A.
A Favor
En Contra

Con los precios actuales de los materiales y mano de obra, para amortizar dicha inversión se requieren tantos años que el disfrute será de los herederos.

Puntuación 13
#2