Actualidad

Cómo negociar una mayor flexibilidad laboral con tu futuro jefe

  • Para trabajar a distancia, desde casa o con un horario flexible
  • En un mercado competitivo, trabajadores tienen más poder de negociación
Foto: Dreamstime

Con la llegada del teletrabajo, muchas personas han descubierto una nueva forma de trabajar que se adapta mejor a su situación personal y con la que, además, son más eficientes. Esto, a su vez, ha influido significativamente a la hora de buscar y aceptar un nuevo puesto de trabajo en un mercado competitivo que ha incrementado el poder de los trabajadores. De esta manera, las entrevistas de trabajo ya no consisten exclusivamente en dar buena impresión y venderse lo mejor posible, ahora importa, y mucho, el poder negociar con el futuro jefe las condiciones de trabajo.

A pesar de todo, las entrevistas de trabajo siguen siendo algo muy estresante y plantear este tipo de cuestiones todavía impone. Para ir más relajados y habiendo hecho los derechos, he aquí los puntos clave de los expertos consultados por CNBC Make It sobre cómo negociar con éxito una mayor flexibilidad laboral durante el proceso de contratación.

Investigación: conocer las políticas sobre teletrabajo u horario flexible del posible empleador antes de solicitar nada es crucial. Para ello, Peppecorn recomienda realizar una investigación previa en la web de la empresa y también conviene buscar las opiniones de los trabajadores, ya sea en Twitter, LinkedIn o Glassdor. Esto permitirá enfocar mejor el tipo de preguntas abiertas que plantear en la entrevista. Cómo responda el reclutador a preguntas como "¿Cuál es su política sobre el trabajo a distancia?" y "¿Cómo ve el trabajo híbrido?" puede indicar las condiciones que la empresa podría aceptar o con las que se sentiría incómoda, lo que a su vez ayudará al trabajador a trazar una mejor línea de negociación.

Esperar hasta recibir la oferta de trabajo: las primeras impresiones son cruciales y, por eso, no conviene plantear ninguna propuesta de cambio en la primera entrevista. Según el profesor de la Escuela de Negocios Darden de la Universidad de Virginia, Jim Detert, es mejor esperar hasta haber interactuado más con el posible empleador. Lo ideal es negociar un acuerdo laboral más flexible una vez la empresa ha ofrecido el puesto al trabajador, pues una clara señal de que quieren forme parte del equipo, por lo que estarán más abiertos a alguna propuesta.

Respaldar la propuesta con datos: exponer datos de cómo el teletrabajo, el trabajo a distancia o tener un horario más flexible ha impulsado la productividad y el éxito en el trabajo. De esta manera, el posible empleador dispondrá de datos que avalen al trabajador y podría estar más abierto a un cambio en el acuerdo laboral.

Confirmación por escrito: de nada habrá servido todo lo anterior si no se deja constancia por escrito los términos acordados durante la negociación. Un email al futuro jefe pidiendo que confirme el nuevo acuerdo puede ahorrar tiempo y confusiones innecesarias para ambas partes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin