Vivienda

Ortiz Construcciones se adjudica las obras de Valdecarros

  • Arranca en septiembre la operación diseñada a principios de los 90
  • Se prevé construir 51.656 viviendas en dos décadas
Proyecto de Valdecarros, al sureste de Madrid

Septiembre marca el inicio de un hito urbanístico en Madrid: Valdecarros. Comienzan las obras del mayor proyecto residencial de la capital tras estar más de 20 años bloqueado. Tras firmar antes del verano la Junta de Compensación de Valdecarros el convenio con el Ayuntamiento de Madrid para iniciar las obras de construcción de las tres primeras fases, solo quedaba la adjudicación de las obras de urbanización para arrancar el proyecto y finalmente han sido adjudicadas a Ortiz Construcciones y Proyectos.

En este nuevo desarrollo, al sureste de la capital, se prevé construir 51.656 viviendas en dos décadas, lo que supone un volumen cinco veces mayor que la Operación Chamartín (Madrid Nuevo Norte). Hay que recordar que la historia de Valdecarros viene de lejos, concretamente de la Estrategia del Sureste diseñada a principios de los años noventa.

Durante más de 20 años ha estado bloqueado llegando a los Tribunales, bien por cuestiones políticas o económicas tras la crisis del estallido de la burbuja inmobiliaria. Los desarrollos del Sureste incluyen Valdecarros, El Cañaveral (donde ya se edifica y hay negocio inmobiliario), Los Berrocales, Los Cerros y Ahijones. En total, estos cinco nuevos barrios sumarán más de 100.000 viviendas.

Para Luis Roca de Togares, presidente de la Junta de Compensación de Valdecarros este desarrollo supone para Madrid la capacidad de generar un gran volumen de vivienda asequible y generar un impacto en la capital. "Valdecarros se llevará a cabo en ocho etapas y gracias al convenio que hemos firmado con el Ayuntamiento la junta de compensación puede iniciar ya el proyecto de expropiación y reparcelación, que estará terminado a finales de 2022. Acabamos de cerrar la licitación para la adjudicación de las obras de urbanización que realizará Ortiz Construcciones y que empezarán este mes y durarán dos años con un presupuesto de urbanización de 200 millones. La primera fase de Valdecarros que incluye tres etapas, supone la construcción de 13.371 viviendas que se podría comenzar a levantar a finales de 2022 o principios de 2023".

De las 51.656 viviendas que se van a construir, 28.000 tiene algún tipo de protección

Valdecarros es un proyecto que actúa sobre 20 millones de metros al sur de Madrid. Se van a construir 51.656 viviendas de las que 28.000 tiene algún tipo de protección e incorpora a Madrid 685 hectáreas de zonas verde. Hay que destacar que el 36% de la propiedad está en manos de la Administración Pública y podrá desarrollar políticas de viviendas públicas en esos terrenos.

Además de la Administración, entre los grandes propietarios de suelo de este desarrollo se encuentran promotoras familiares como Pryconsa y Zapata, históricos dueños de esos terrenos desde hace años, y otros propietarios como Oncisa (del grupo de la ONCE) y Sareb ( Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria). Concretamente, el 30,5% del suelo de ese ámbito pertenece a promotores; el 18,3% a entidades financieras y fondos; el 35,7% a Administraciones públicas (fundamentalmente de la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de la capital), y el 15,5% a otros dueños.

"Sareb en Valdecarros tiene un poco más del 6% del suelo, somos el quinto propietario. Como nuestro periodo de vida es limitado, hasta 2027, nuestra principal aportación en este desarrollo será en la gestación de desarrollo de suelo, vamos a apoyar a la Junta de Compensación e impulsar la comercialización del suelo. Para Sareb es una oportunidad tener suelo urbanizado en Madrid y aunque no hay una inversión a día de hoy, pero se contempla continuar con la edificación del suelo en estas tres primeras etapas al estar dentro del periodo de vida de Sareb", afirma Cristina Reñones, responsable de desarrollo de suelo y gestión técnica en Sareb.

Propietarios y Administraciones públicas aplauden la puesta en marcha de esta desarrollo. Para Mariano Fuentes, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Valdecarros supone cumplir una de las expectativas y compromisos que su equipo de Gobierno puso sobre la mesa para la generación de mayor oferta de vivienda en Madrid.

"Cuando entramos este equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Madrid este proyecto estaba parado. Había una propuesta de desarticulación y eliminación de las Juntas de Compensación de Valdecarros y Los Cerros que lastraba estos proyectos para generar vivienda en Madrid, además de una serie de derechos de los propietarios validados por el Tribunal Supremo. Si hubiéramos seguido adelante con las propuestas del anterior equipo de Gobierno tendríamos que haber hecho frente a una demanda de más de 1.400 millones de euros y lo que hemos hecho es reconvertirlo en una obra de urbanización de 1.380 millones, con la capacidad de crear empleo y acceso a la vivienda en Madrid", señala Fuentes.

Las obras suponen la generación de 200.000 puestos de trabajo

La puesta en marcha de Valdecarros supone para Madrid la generación de mas 200.000 puestos de trabajo y una inversión privada de 7.600 millones de euros, de los que más de 6.000 millones corresponden a la edificación y alrededor de 1.500 millones a infraestructuras y urbanización.

Objetivos: dotar de vivienda a Madrid e integrar este desarrollo con un gran proyecto urbano

"Lo que se está consiguiendo con estos desarrollos del sureste es la integración de la movilidad con respecto al urbanismo y el desarrollo urbano. En Valdecarros hay dos objetivos: por un lado, dotar a Madrid de vivienda y hacer las mejores políticas de vivienda pública con un número importante de viviendas protegidas y, por otro lado, la integración de este desarrollo con un gran proyecto urbano y de ciudad que es el bosque metropolitano que bordeará la ciudad de Madrid en 75 kilómetros de perímetro. De esta forma, Valdecarros no solo es desbloquear el desarrollo urbanístico sino que el bosque metropolitano quede integrado en Valdecarros. El bosque acogerá más de un millón de nuevos árboles en Madrid y generará grandes zonas verdes con espacios de ocio y medio ambiente que va a suponer una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos madrileños. Es una oportunidad de transformar Madrid con esta operación", asegura Mariano Fuentes.

Ahora que las obras empiezan hay que ver si se cumple el calendario y para ello es importante que haya colaboración público-privada. "Hay que hacer una llamada de atención a las Administraciones Públicas para acortar plazos en la tramitación urbanística. No estoy hablando de regatear en la legalidad sino de ser más rápidos. Hagamos que el Gobierno avance en las tramitaciones y ser muchos mas rápidos en el cumplimiento en la legalidad", apunta Sigfrido Herráez, decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, COAM.

Luis Roca de Togares afirma que "buena parte de los retrasos de este desarrollo han sido derivados por una legitimidad tramposa cuestionando el urbanismo en Madrid, pero ahora hay una proyecto que se empieza a mover de Ley de Seguridad en el Urbanismo, como iniciativa del Ministerio de Fomento, para evitar interrupciones sobrevenidas en los proyectos que va a ser un antes y un después para los desarrollos urbanísticos".

A 300 metros de los servicios

La ciudad de los 15 minutos es la ciudad ideal porque puedes ir caminando a todos los servicios que el ciudadano necesita. Pero aunque eso es lo ideal, al final hay que desplazarse y por ello es importante que el ciudadano tenga toda la movilidad dentro de la ciudad.

"El metro es la mejor opción para Valdecarros y recomiendo a la Junta de Compensación de Valdecarros que estudie la parada de metro desde Vallecas Villa", apunta Sigfrido Herráez, decano del COAM. A este respecto Mariano Fuentes, concejal de Urbanismo, asegura que "la intermodalidad en el trasporte es la pieza básica en todos los desarrollos y Valdecarros a través de la Gran Vía del sureste unirá todos los proyectos. Es importante que en estas tres primeras fases, Valdecarros se conecte con Madrid a través del ensanche de Vallecas".

Las dotaciones en este desarrollo son fundamentales para que los vecinos tengan todos los servicios a 300 metros andando

El presidente de la Junta de Compensación de Valdecarros, Luis Roca de Togores, afirma que "las dotaciones en este desarrollo son fundamentales para que los vecinos tengan todos los servicios a 300 metros andando: colegio, comisaría, sanidad, comercios y zonas verdes a un radio de 200 metros con el bosque metropolitano. Estamos cuidando mucho el tema de las pendientes para hacer unas calles andables y que todo ello redunde en la salud de los vecinos".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Mariano
A Favor
En Contra

Me parece positivo que Madrid construya viviendas, pero se están construyendo barrios muy poco densos, lo que generará problemas, pues en los barrios poco densos no es rentable el comercio de barrio, ni el transporte público y son poco ecológicos, pues consumen mucha más energía en desplazamientos, iluminación, muchos más kilómetros de cables, de tuberías... y sobre todo, un despilfarro tremendo de terreno.

Serán barrios inmensos con poca población, lo que agotará el terreno construible en Madrid y obligará a las siguientes generaciones a vivir cada vez más lejos y a talar más arbolado y ocupar campo cultibable.

Cuanto menos denso es un barrio más territorio ocupa la poblacióny más naturaleza destruye.

Puntuación -1
#1