Vivienda

Viviendas pequeñas sin terraza ni balcón... ¿Cuál será su destino pospandemia?

  • Los inmuebles espaciosos se han revalorizado en los últimos meses
  • Con el fin de la pandemia, la situación podría revertir y tenderá a estabilizarse
Foto: Archivo

Espacios abiertos, balcones, terrazas... El confinamiento ha cambiado muchos de los hábitos de consumo, incluso en el sector inmobiliario. La vivienda que se demanda en pandemia huye de los espacios pequeños con buena situación y se decanta por la comodidad que ofrece un espacio en el que no solo se duerme, también se realizan otras actividades como trabajar u ocio.

Una situación, que, con el fin de la pandemia, podría revertirse, aunque estas preferencias han tenido mucho calado en los compradores. "La situación tenderá a estabilizarse si se pasa la pandemia, porque después de este acontecimiento las cosas poco a poco volverán a su cauce y la demanda ira adaptándose a otras necesidades que van apareciendo en el futuro", explica Valentín Rodríguez Alonso, vocal del Consejo General de COAPI España.

El experto advierte de que, aunque las preferencias de consumo se hayan formulado en torno a espacios más amplios y al aire libre, "no todos los clientes pueden permitirse una casa grande con jardín". Rodríguez explica que estas viviendas, "están en zonas muy bien situadas o son chalets, lo que supone un alto coste y muchas familias no pueden adquirirlas". A pesar de ello, el experto es claro con el valor añadido que supone una vivienda con espacios abiertos: "A un precio similar el mercado prefiere una vivienda con espacios abiertos".

"Las viviendas que se han promocionado en los últimos años están situadas en las afueras de las ciudades, donde se construyeron muchos edificios nuevos sin balcones debido al alto precio en el que se ofertaban las viviendas", señala el experto, quien añade que las viviendas con balcón, "se hallan situadas en zonas céntricas o semi céntricas de casi todas las ciudades".

En su opinión, Rodríguez considera que las viviendas sin espacios abiertos serán demandadas por "inversores que las adquieran para integrarlas en el mercado de alquiler" y por particulares que las vayan a usar como primera vivienda.

Por último, Rodríguez asegura que, a pesar de que en este momento la existencia de espacio abierto es un factor determinante, en el futuro seguirá primando el principio de ubicación del inmueble. "La ubicación es el elemento más determinante para establecer el precio de una vivienda", apunta. Aunque, tal y como opina el experto, el valor añadido de la terraza estará muy presente en la decisión de compra de los clientes. "Evidentemente si tenemos que elegir entre dos viviendas en zonas similares, una con espacios abiertos y otra que carezca de ellos se venderá mejor la que cuente con balcones o terrazas", añade.

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 8
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Mon
A Favor
En Contra

Las terrazas se ensucian mucho. Con poder abrir una ventana con vistas despejadas y con la menor contaminación posible... De verdad, qué amor por las terrazas.

Hace muchos años recuerdo que no quería vivir en el centro y menos si no veía ni un árbol al abrir la ventana. Fui una visionaria, jiji.

Puntuación -3
#1
Sekspir
A Favor
En Contra

¡Qué artículo más pobre! Cuanta palabra para no decir nada nuevo. Supongo que me censurarán el comentario.

Puntuación 14
#2
Pedro
A Favor
En Contra

Ya habrán campañas de fantoches para intentar convencer a incautos de que un zulo de 50-60 (y de 80 ó 90) metros cuadrados sin terraza en el centro de una capital es calidad de vida.

Puntuación 6
#3
Alf
A Favor
En Contra

La 1, sí, fuiste tan visionaria que con los años han puesto árboles en casi todas las calles y ahora eso lo tiene todo el mundo jajajaja y sin horas de viaje. A ver autoengañarse es normal... jajaja que pringados los que vivan en casas de 1.000 m2 con lo que se ensucia eso, y como tengan que buscar algo... jajaja no?

Puntuación 1
#4
Fisgander
A Favor
En Contra

Leo algún co mon tario y pienso; quien no se consuela, es porque no quiere. Que bien que no tengo porque no tengo que preocuparme de lo que no puedo tener. Siempre una terraza es un plus, especialmente si da a una calle tranquila. Si en construcciones recientes se ha sustituido por miradores es por una cuestión de permisos y cómputo de metros edificables que disminuía rentabilidad a los promotores (esta legislación acaba de cambiar para favorecer la construcción de pisos con terraza).

Puntuación 1
#5
Carmen
A Favor
En Contra

Igual que se hace test de antígenos, podrían hacer test de contaminación respirada. De venta en farmacias.

Puntuación 2
#6
Mon
A Favor
En Contra

Un plus las terrazas? Pues es el mismo aire que abriendo las ventanas y tan plus no serán cuando no se incluye toda la terraza ni porche en las tasaciones. Además del peligro de cascotes. Las terrazas las encuentras en cualquier lado. He vivido 20 años con terraza y no la veo especial.

Puntuación 0
#7
Nia
A Favor
En Contra

Lo único que hacen es especular y subir el precio a todo, un chalet destruido 129 000 euros, porque tiene terraza!! Jajaja se sacan cualquier cosa de la manga para subirnos el precio y que nos callemos, este comentario sí que será censurado imagino.

Puntuación 0
#8