Vivienda

¿Qué ventajas tiene heredar una vivienda en usufructo?

  • Se tiene el derecho al uso y disfrute del inmueble, pero no a la propiedad
  • El usufructuario puede alquilar el inmueble
Foto: Archivo

Cuando se hereda una vivienda en usufructo se adquiere un derecho de uso de la misma, pero no la propiedad, que recae sobre la figura del nudo propietario. Así, se puede heredar una vivienda en usufructo, pero no heredar un usufructo, ya que este se extingue con el fallecimiento de la persona.

"Heredar una vivienda en usufructo consiste en heredar el uso y disfrute, pero no la propiedad, que recae en una tercera persona", explican desde donpiso, lo que significa que "el nudo propietario es el titular de la vivienda, pero no puede hacer uso de ella ni venderla". ¿Qué ventajas tiene para el usufructuario?

El nudo propietario de una vivienda tiene un poder limitado sobre ella, ya que no puede venderla en su totalidad ni disfrutar de ella (si puede vender su nuda propiedad). Por su parte, el usufructuario tiene que hacerse cargo de unos gastos limitados, pues la mayoría de estos recaen sobre el nudo propietario. Desde donpiso señalan que si el interés del heredero es el uso de la vivienda, saldrá muy beneficiado de esta situación.

Otra opción para el usufructuario es el alquiler del inmueble. Al tener el derecho de uso, el usufructuario puede obtener rentas por el inmueble, aunque en el testamento se puede establecer límites a este derecho.

Obligaciones

El usufructuario también tiene una serie de obligaciones, como asumir la carga fiscal del inmueble al heredarlo. De este modo, tendrá que afrontar el pago del impuesto de sucesiones y IBI. Como obligación específica, un usufructo obliga a devolver la vivienda en las mismas condiciones en las que se dio. Esto pasa por la necesidad de detallar y tasar todos los bienes del inmueble para devolverlo en perfecto estado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin