Vivienda - Inmobiliario

Madrid, el 'chollo' europeo para vivir de alquiler pese a que los precios se han desbocado un 20%

  • Un apartamento amueblado cuesta una media de 1.500 euros al mes 
  • Ámsterdam es la ciudad del Viejo Continente más cara, con 2.388 euros
Edificio de viviendas, Madrid | iStock

Aunque cueste creerlo, las palabras alquiler, barato y Madrid pueden ir juntas en la misma frase. Solo es cuestión de...con qué se comparen los precios. La capital española está entre las doce ciudades europeas más económicas para vivir en un apartamento de alquiler, con un desembolso medio de 1.500 euros al mes.

"Los precios son sustancialmente inferiores a otras localidades europeas", explican desde la plataforma HousingAnywhere, cuyo Índice Internacional de Alquileres sitúa a Madrid al mismo nivel que Frankfurt (1.500 euros), y ligeramente por encima de Oporto (1.445 euros), Köin (1.490 euros), Helsinki (1.345 euros) o Bruselas (1.300 euros). Sin embargo, y a pesar de que los alquileres son más accesibles que en otras grandes ciudades del Viejo Continente, Madrid se anotó el mayor incremento de precios: un 20% anual en el segundo trimestre, muy por encima del 4,2% de media europea.

Las rentas también se encarecieron más que la media en Barcelona y Valencia, las otras dos ciudades españolas que se incluyen en el ranking formado por 28 ciudades. En el primer caso, los precios engordaron un 4,5%, hasta los 1.600 euros; mientras que en Valencia la subida fue del 6,5%, llegando a los 1.485 euros.

Ámsterdam, Roma y La Haya forman el podio de las ciudades europeas más caras para alquilar un apartamento. En la primera, los inquilinos pagan una media de 2.388 euros, seguida de la capital italiana (2.100 euros) y La Haya (2.000 euros), que registró uno de los mayores crecimientos interanuales (17,6%). En cambio, los apartamentos más económicos son los de Turín, Budapest y Atenas con 1.000 euros, 970 euros y 950 euros, respectivamente.

En términos globales, desde la plataforma de alquiler explican que los precios han recuperado una "significativa tendencia al alza" en el segundo trimestre del año, pese a que los incrementos se había ralentizado en los mese previos. Así las cosas, el aumento interanual se elevó al 4,3%, por encima del 3,8% del trimestre anterior. Por tipo de alojamiento, el precio de las habitaciones subió un 3,5% interanual, el de los apartamentos un 4,2% y los estudios un 5,4%.

"Ahora que arranca la temporada alta para los estudiantes y jóvenes profesionales que buscan un nuevo hogar antes del inicio del nuevo año escolar, observamos cómo sube el precio del alquiler. Esto significa que quienes busquen alojamiento tendrán que empezar pronto con su búsqueda y, lamentablemente, hacer algunas concesiones", afirma Djordy Seelmann, director general de HousingAnywhere.

Habitaciones y estudios

El informe de la plataforma de alquileres también desglosa los datos por habitaciones. En el caso de España, Valencia registró el mayor incremento del país, con un 7,1%, pero los precios están entre los más bajos de las ciudades europeas analizadas: 375 euros. En cuanto a Madrid, vivir en un piso compartido cuesta un 4,8% más que el pasado, hasta los 550 euros, mientras que en la Ciudad Condal tan solo se produjo un ligero aumento del 0,8%, por lo que los inquilinos pagan una media de 620 euros al mes.

Las ciudades de Países Bajos tienen los alquileres más altos, aunque hay una diferencia significativa entre Ámsterdam, con una media de 1.007 euros, y la segunda, La Haya, con 875 euros.Roma y Bolonia, por su parte, registran los mayores aumentos del precio de las habitaciones (19,2% y 18,2%, respectivamente), si bien continúan estando muy por detrás de los precios de alquiler de las ciudades del norte de Europa, con un alquiler medio de 620 euros en Roma y 650 euros en Bolonia. Budapest es actualmente la ciudad más asequible entre las analizadas, con un precio de 350 euros.

Respecto a los estudios, el análisis de HousingAnywhere explica que debido a la escasez de oferta, al ser un tipo de propiedad menos común, los precios de los estudios son más volátiles. Esto hace que algunas ciudades suban en el ranking a "gran velocidad". Especialmente notables son las subidas en algunas ciudades holandesas. Por el contrario, ciudades como Milán (-9,2%) muestran descensos significativos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud