Vivienda - Inmobiliario

La compraventa de viviendas se desploma un 19% en marzo y deja en anecdótico el repunte de febrero

  • No consolida la tendencia positiva de febrero, cuando rompió con un año de caídas
  • El número de transacciones cae por debajo de la cota de 50.000 de enero y febrero
  • Las operaciones sobre obra nueva sí cierran el primer trimestre en positivo: +3%

La compraventa de viviendas no consolida la tendencia positiva. Los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan una caída del 19,3% en marzo que deja en anecdótico el repunte del 5,8% anotado en febrero con el que la estadística rompió con una racha de 12 meses de caídas. El número de operaciones, además, cae por debajo de la cota de las 50.000 sobre la que logró situarse en enero y febrero.

En total, en marzo se llevaron a cabo 44.878 transacciones. Los datos actualizados este jueves desglosan el descenso interanual con una caída en las operaciones de obra nueva del 14%, hasta las 8.917, y del 20,5%, hasta las 35.961 operaciones, en las realizadas sobre viviendas usadas. Se trata de los mayores descensos porcentuales desde septiembre de 2023 y del menor número de operaciones para un mes de marzo desde 2020.

El 93% de las viviendas transmitidas (41.741) fueron libres, lo que supone una caída del 18,5%, y el 7% (3.137), protegidas, tras hundirse un 28,8% para anotar su cifra más baja de ventas en un mes de marzo desde 2015.

Falta de stock y Semana Santa, claves de la caída

Francisco Iñareta, portavoz de idealista, ha indicado que "la fuerte caída que muestran los datos de marzo ha resultado sorprendente por su intensidad, aunque es coherente con la cada vez menor oferta disponible en el mercado". El experto recuerda que, como se comprobó en 2023, los descensos en el número de operaciones estaban más relacionados con el factor de falta de stock que con el encarecimiento de la financiación, "por lo que las sospechas de bajada de tipos este verano podrían no haber empujado las compraventas al seguir el mercado con volúmenes muy bajos de oferta".

La influencia de la Semana Santa también se habría dejado notar, según Iñareta, ya que este año cayó a finales de marzo, aunque aboga por esperar a "las próximas estadísticas para comprobar si la profundidad de esta caída se mantiene o si se trata de bache y sigue tendiendo hacia la estabilidad".

En tasa mensual, la compraventa de viviendas bajó un 15% de febrero a marzo, frente al 2,9% que descendió en febrero con respecto a enero.

La compraventa de pisos nuevos sí avanza en el trimestre

El cierre del primer trimestre de 2024 trae una de cal y una de arena. De enero a marzo, las transmisiones se redujeron un 5,6% lideradas por el retroceso del 7,6% de la vivienda de segunda mano. Sin embargo, la vivienda de obra nueva ha avanzado un 3%.

En el primer trimestre, las operaciones ascendieron a 152.020, con cotas por encima de las 50.000 en los dos primeros meses del año, que cayeron por debajo de las 45.000 en marzo. El total queda por debajo del anotado el mismo periodo un año atrás, cuando se cerraron 162.336 transacciones. "Hay que poner en contexto que el pasado ejercicio resultó ser el segundo mejor año de actividad desde el año 2007. Por ello, no sería justo valorar estas cifras como un 'desplome' o un 'frenazo', ya que significan una vuelta a la normalidad, tras el boom de actividad de los años anteriores", propone María Matos, directora de Estudios de Fotocasa. En este sentido, recuerda que 2023 comenzó con más de 56.000 compraventas mensuales y terminó con menos de 37.000.

Para Matos, la tendencia en 2024 es diferente ya que el sector "dibuja un comportamiento hacia la estabilización en el primer semestre del año y una probable mayor actividad de cara a la segunda parte impulsada por la desescalada de tipos de interés".

En cuanto a la demanda de adquisición se sitúa por encima de las cifras de prepandemia, por lo que "las subidas de tipos no han congelado la demanda latente, sino que están afectando a la 'sobredemanda' surgida", explica Matos. En datos de Fotocasa, sólo un 19% de compradores han paralizado el proceso mientras que un 21% está esperando a la bajada de tipos para volver a interactuar con el mercado, lo que tensionará más el desequilibrio entre oferta y demanda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud