Vivienda - Inmobiliario

El precio de la vivienda sube un 3,2% en febrero con Baleares y Canarias desbocadas

Vista aérea de Palma (Mallorca) | iStock

El precio de la vivienda nueva y usada registró un ligero descenso del 0,1% entre enero y febrero, aunque es un 3,2% más alto que hace un año. Así lo recoge la estadística Tinsa IMIE General y Grandes Mercados que confirma a Baleares y Canarias como los mercados donde más se encarecieron los precios. Lo hicieron un 7,9% anual y un 0,6% en tasa mensual, por lo que cada vez están más cerca de los máximos alcanzados en pleno 'boom' inmobiliario. Ambos territorios se caracterizan por su dependencia del turismo, tanto nacional como internacional, pero también por la escasez de producto

En líneas generales, la tasadora explica que los precios continúan su proceso de estabilización. "En febrero se han mantenido en el entorno de la estabilización en todas las zonas, mostrando leves crecimientos mensuales en los grupos con mayor componente turístico y leves contracciones en los polos de empleo y sus áreas metropolitanas", explica Cristina Arias, directora del Servicio de Estudios de Tinsa.

En concreto, el valor de las casas se contrajo levemente en los grupos 'Capitales y Grandes Ciudades (-0,4%) y Áreas Metropolitanas (-0,2%). Los crecimientos mensuales, también leves, se produjeron en 'Islas' (0,6%), 'Costa Mediterránea' (0,4%) y 'Resto de municipios' (0,1%), que agrupa a las localidades más pequeñas del interior peninsular.

Si se toma como referencia la evolución de los últimos doce meses, además de las islas, los precios subieron en todos los grupos analizados, aunque con menor intensidad a como lo hiceron anteriormente. En concreto, el incremento fue del 2,7% en las 'Áreas Metropolitanas', del 2,5% en las 'Capitales y grandes ciudades' y un 5,5% en la 'Costa Mediterránea'. En el 'Resto de Municipios', la subida de precios fue del 2,8%.

El Servicio de Estudios de Tinsa destaca que el empleo continuó resistiendo en febrero, sosteniendo la solvencia de los hogares y la confianza de los consumidores. "La evolución mensual del volumen de compraventas e hipotecas muestra una moderación en la intensidad de las caídas que apuntaría hacia una estabilización de la demanda, siempre que se mantenga el nivel de empleo en la economía y no existan sorpresas al alza en la inflación y los tipos de interés", explica Cristina Arias

Máximos y mínimos

El precio de la vivienda nueva y usada acumula una revalorización del 38,7% desde el mínimo marcado tras la crisis financiera (agosto 2015). En cambio, si te toma como referencia los máximos alcanzados a finales de 2007, en pleno esplendor del mercado inmobiliario, las casas se mantienen un 18,4% por debajo.

Por grupos analizados, la mayor distancia respecto a las cifras récord del boom inmobiliario se localiza en la 'Costa mediterránea', con un 27,6%, seguida de cerca por 'Resto de municipios' (-27,2%). En el extremo contrario, en los territorios insulares la variación respecto a máximos es solo del -2,6%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud