Vivienda - Inmobiliario

La compraventa de viviendas podría cerrar su segundo mejor año desde 2007 pese al desplome estadístico

  • Las transmisiones de propiedad cayeron un 11,1% en octubre pero pisaron el freno 
  • El total de operaciones ascendió 45.903, el peor dato de este mes desde 2019
  • Con todo, ya se han superado las 500.000 compraventas a falta de dos meses

Nueve meses de retrocesos consecutivos en la compraventa de viviendas, cuatro de ellos con caídas interanuales a doble dígito. La tendencia se mantuvo en octubre, donde se transmitieron un 11,1% menos de propiedades que el mismo mes de 2023, aunque el nivel de caída es mucho menor que el anotado en septiembre, cuando se desplomaron casi un 24%. A pesar de esta 'depresión' estadística, 2023 aún puede lograr la medalla de segundo mejor año para las compraventas desde 2007.

Según los datos de la estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en total se cerraron en el mes 45.903 operaciones, el peor dato de este mes desde 2019 pero cifra superior a las 44.086 de septiembre.

Para contextualizar el escenario hay que tener en cuenta que 2022 fue un año récord en la compraventa y que ahora los tipos de interés alto tienen un mayor reflejo que el año pasado. Francisco Iñareta, portavoz de idealista, explica que la estadística "sigue mostrando caídas importantes en relación a las operaciones de 2022 y cierta estabilización en el volumen de compraventas actual, que continua a niveles parecidos a los registrados antes de la pandemia".

Además hay que tener en cuenta la falta de oferta, principal tensor del inmobiliario incluso "por encima del impacto del encarecimiento de la financiación", recuerda Iñareta, que prevé que el 'efecto escalón' de la comparativa interanual se disipe "durante los primeros meses de 2024".

Con todo, 2023 ya contabiliza más de 500.000 operaciones a falta de conocer los datos de los dos últimos meses, que de seguir en esta línea podría covertirlo en el segundo o tercer mejor año desde 2007 en plena burbuja inmobiliaria. "Los españoles continúan mostrando un gran interés por comprar vivienda, un interés que explotó justo después del confinamiento de 2020, y el cambiar a una vivienda mejor todavía está moviendo el mercado inmobiliario en 2023", analiza María Matos, directora de Estudios de Fotocasa. De no existir el "gran problema" de falta de stock, "el número de compraventas fuera aún mayor", puntualiza.

Toda la caída la absorbió la segunda mano

El descenso de octubre se debió exclusivamente a la caída de las operaciones sobre pisos de segunda mano, que retrocedió un n 13,5% en el décimo mes del año, hasta sumar 37.056 operaciones; ha anotado descensos en todos los meses de este año, salvo en enero. Las transacciones de pisos nuevos, pese a que ceden más en el año, aumentaron un 0,8% con 8.847 operaciones en su primer alza desde junio de este año.

En los 10 primeros meses de 2023 las compraventas de viviendas han caído un 8,7%, en el caso de la nueva se han transmitido un 3,6% menos, y en el de la usada un 9,9%.

En tasa intermensual (octubre sobre septiembre), la compraventa de viviendas subió un 4,1%, su repunte de mayor envergadura en un mes de octubre desde 2019.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud