Vivienda - Inmobiliario

Barcelona lidera la inversión en residencias estudiantiles

  • La ciudad abre el curso con nuevos activos y tiene ocho proyectos que sumarán más de 3.200 plazas
  • En el primer semestre ha copado el 60% del monto transaccionado en toda España

El encarecimiento de los precios del alquiler está impulsando la proliferación de residencias de estudiantes, que ganan competitividad frente a los pisos compartidos, y ello está atrayendo inversiones por toda España, con Barcelona como ciudad más atractiva, con ocho proyectos en desarrollo con un total de 3.262 camas adicionales previstas, según C&W.

El Ministerio de Universidades tiene registrados más de 1,6 millones de universitarios en España, de los cuales un 9,5% son internacionales y un 30% son estudiantes en universidades de una provincia distinta a la suya. Según Nido Living, el 52% de los estudiantes universitarios no viven en la vivienda familiar. De estos, el 73% alquila un piso compartido, mientras el 24% opta por un residencia universitaria.

Según el Observatorio DBK de Informa, entre 2019 y 2022 el número de residencias en España aumentó en 60 centros hasta los 1.093 en total, sumando un total de 110.368 plazas disponibles, una cifra corta para satisfacer las necesidades de los, según la consultora Deloitte, 501.000 estudiantes que solicitan camas anualmente en el país.

Acotando el punto de mira a Barcelona, con datos de Capital Markets Group en C&W del curso 2021/22 -los últimos disponibles-, se registraron 181.777 estudiantes matriculados en las nueve universidades principales de la ciudad, de los cuales 25.892, un 24%, eran internacionales y 51.442, el 33%, universitarios procedentes de otras provincias. Por su parte, hay 77 residencias en la zona con un total de 13.363 plazas, de las cuales 7.846 están gestionadas por operadores profesionalizados.

En total, según explica CBRE, el año pasado se invirtieron 1.444 millones de euros en todo el país solo en residencias de estudiantes, lo que representó el 33% del sector Living. En lo que llevamos de 2023 -hasta junio-, se han transaccionado 215 millones de euros en residencias de estudiantes en España, de los que 130 millones -un 60% del total- han sido invertidos en Barcelona a través de dos operaciones.

Esas operaciones a las que hacía referencia CBRE en Barcelona son, en primer lugar, la venta de una parcela en el sector del Parc de l'Alba de Cerdanyola del Vallès a la empresa Urbania por parte del Incasòl (El Instituto Catalán del Suelo). Esta compañía invertirá 45 millones de euros en la construcción de una residencia de estudiantes que ofrecerá servicio a la Universidad Autónoma de Barcelona y tendrá un impacto positivo en el territorio. En total, esta operación, cuyo precio de venta fue de 7,67 millones de euros, significa la adquisición de una superficie de 7.237 metros cuadrados con una edificabilidad de 14.474 metros cuadrados de techo.

El otro movimiento es la inversión ejecutada por Hines de 100 millones para abrir su primera residencia de estudiantes en España, Aparto Barcelona Pallars, de 26.000 metros cuadrados y 743 camas en el 22@ de la Ciudad Condal.

Además, Hines ya tiene en preparación dos aperturas más en la capital catalana. Una en Sant Martí, con 350 camas y puesta en marcha para 2024, y otra de 21.000 metros cuadrados, 526 habitaciones y espacios como un gimnasio y una piscina en Esplugues de Llobregat para 2025, en un edificio que Hines ha acordado comprar a Sacresa y que combinará con espacio hotelero.

Estos son los proyectos anunciados para Barcelona de mayor envergadura, pero también hay compañías como Resa, con una presencia destacable con ocho residencias y 1.650 camas en la actualidad, manteniéndose, según informan a elEconomista.es, "estudiando oportunidades para crecer", tanto en Barcelona como en el resto de Catalunya, "siempre teniendo en cuenta la demanda y el mercado específico para cada ciudad". La compañía tiene en total 15 activos en la región, 2.860 camas y un 95% de ocupación media entre todas las residencias.

A las inversiones en residencias de estudiantes hay que sumar otras modalidades de residencia que, si bien no apuntan directamente al colectivo universitario, sirven como alojamiento temporal para los mismos. En ese sentido, el modelo más destacado es el de la hospitalidad híbrida, que espacios como The Social Hub Barcelona están explotando.

Este edificio, de 3.000 metros cuadrados, propone un lugar en el que crear un concepto que mezcle coliving, coworking, residencia y hotel, tanto para estudiantes, como para otros colectivos culturales y artísticos.

Apuesta por Catalunya

No solo Barcelona tiene tirón entre las operadoras de residencias, ya que muchos estudiantes optan por otras universidades, como la de Girona, la URV de Tarragona o la de Lleida, y otros lo hacen por otras localidades cercanas a la ciudad condal, como Mataró.

Precisamente en el Parque TecnoCampus de Mataró, en la comarca del Maresme y a escasos 30 minutos de Barcelona, el Grupo Bonanova adquirió el año pasado un edificio para desarrollar una residencia de estudiantes en la localidad, que albergará unas 60 habitaciones y, según admiten desde la compañía, "ya está lista para abrir en septiembre, con un alto volumen de reservas".

Paralelamente, EQT-Exeter y el Grupo Moraval tienen previstas varias operaciones en la región, concretamente en L'Hospitalet del Llobregat y en Girona, con 774 nuevas camas para el curso 2024/25. Y en Lleida destaca la Residencia Campus Lleida, operada por The Boost Society desde diciembre de 2020 y en activo desde 2002, con un total de 200 plazas, a pocos minutos del centro de la ciudad. La compañía admite a este diario estar "estudiando otros proyectos en Catalunya".

Lee más en la revista Catalunya

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud