Vivienda - Inmobiliario

Empresas de recuperación de viviendas: hay vida más allá de Desokupa

La empresa Desokupa está de plena actualidad después de su irrupción en la campaña electoral con la ya famosa lona que colocó en la calle Atocha de Madrid, en la que figuraba, en referencia a Pedro Sánchez, "Tú a Marruecos. Desokupa ¡a La Moncloa!".

No es la primera acción con la que se han hecho notar y probablemente no será la última. Lo cierto es que Desokupa es referente en España en cuanto a desalojar viviendas okupadas y a airear sus éxitos, pero no es la única.

Precisamente el elevado volumen de trabajo de Desokupa, que le lleva a no poder atender con celeridad todos los casos que se le plantean, es una de las razones que ha propiciado que surjan otras empresas similares, especialmente en Madrid, pero también en toda España.

Las empresas con sede en la capital de España actúan, en mayor o menor medida, en todo el territorio nacional, aunque también han comenzado a surgir otras de ámbito local, que ya se pueden encontrar prácticamente en todas las provincias españolas.

Desokupa marca el camino

La empresa Desokupa, antes Rekupera, del ya popular Daniel Esteve se vende como especialista de "recuperar inmuebles mediante la mediación con okupas, inquilinos, precarios, comunidades de vecinos, pisos compartidos...". Anuncia que disponen de "departamento jurídico propio".

"Desde que empezamos en 2016 hemos llevado a cabo más de 7.000 desokupaciones con éxito. Somos la única empresa del sector recomendada por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado", asegura Esteve en la página web de Desokupa, que presta servicio en toda España.

La empresa asegura que nunca utiliza la violencia y actúa siempre "con la presencia de un abogado" para "garantizar que no se infringe la ley". Además, Desokupa mantiene que el 5% de sus ingresos "son destinados a la Asociación Alberto 3 huevos, que está orientada a difundir y ayudar en el cáncer infantil".

Sin duda, Desokupa es el referente en el sector y sus acciones se han difundido en múltiples soportes. Sus clientes destacan su eficacia y sus detractores les acusan de utilizar la fuerza y la intimidación, además de acusarles abiertamente de nazis. Desokupa vende en su web su propio merchandising.

Desokupa Demolition, la empresa de El Chuli

La mayoría de las empresas de desokupación emplean nombre y/o direcciones similares a Desokupa, como es el caso de Desokupa Demolition. Este otro grupo mantiene que es "especialista en la recuperación de viviendas o locales que han sido okupados de manera ilegal" y presume de contar con "un equipo de profesionales altamente cualificados que se encargarán de mediar y negociar con los okupas y devolverte la propiedad".

Destacan también, como el resto, que toda su actividad es legal y efectiva y que cuentan con un "conjunto de abogados que nos asesoran y supervisan cada uno de nuestros desalojos". "Ponemos a tu disposición un servicio de desalojo de okupas exprés en el que te ayudaremos a recuperar tu propiedad en un tiempo récord".

La empresa trabaja en toda España, "especialmente en Madrid, Toledo, Valencia y Andalucía" y su "creador" es "Ángel 'El Chuli'", del que dicen en su página web que atesora "una trayectoria de más de 25 años en la construcción", aunque "decidió reinventarse y lanzarse al sector de la desocupación para ayudar a gente que realmente lo necesita".

Mencionan igualmente que El Chuli "fue pionero en la desocupación de inquilinos con precariedad en España" bajo el lema "palabra, honor y lealtad".

D.I.O Express promete desalojos en "tiempo récord"

Esta otra empresa ubicada en Madrid menciona, como el resto, que sus "prácticas tienen como base la legalidad y la mediación de carácter amistosa". D.I.O Express dice que "tú tienes el okupa, nosotros la solución para la desokupación legal".

Anuncia en su web que dispone de "un equipo de profesionales multidisciplinar" y que estudian cada caso "de forma individualizada con el fin de elaborar un plan de actuación que nos permita echar okupas en un tiempo récord". De hecho, la empresa afirma que "¡la mayoría de los casos se resuelven en 48h!".

D.I.O Express menciona que su "principal objetivo" es "devolver a nuestros clientes lo que les pertenece" y alude a una "amplia experiencia en desalojo de okupas".

Bastión Desokupación, "apuesta por la excelencia"

Anuncian "más de mil casas recuperadas", que echan "okupas de tu casa de forma rápida y efectiva" y un servicio de "desokupación express en 24-48 horas". Bastión Desokupación, con sede también en Madrid.

"Bastión Desokupación es una empresa que nace debido a la creciente situación de okupación y precariedad que existe en nuestro país, tanto en viviendas como en locales". Como los demás, recalcan que todas sus pautas de actuación son legales y que cuentan con "profesionales" y "con el mejor equipo", además de un "asesoramiento personalizado" y su "apuesta por la excelencia".

"Luchamos cada día por ser la mejor empresa desokupa", mencionan en su página web y en su apartado de "precios" indican que esos "varían dependiendo del número de ocupantes y del tiempo que lleven allí".

Desokupa Expres, "español, ruso y ucraniano de forma nativa"

Desokupa Expres se anuncia como la "única empresa en desalojar 100 viviendas en un edificio". Exponen que desalojan viviendas "en 48-72 horas 100% legal" y que terminan todos los trabajos que realizan, "100% garantizado".

La empresa afirma también que presta el "servicio mejor valorado y con más opiniones" y aportan algo que no tienen las demás, la posibilidad de trabajar con ellos: "Envíanos tu currículum rellenando el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible".

Citan también que "como empresa socialmente responsable" destinan "el 5% de los beneficios a la Asociación Española contra la Okupación". Aunque sin duda lo que más llama la atención de esta empresa es que mencionen que hablan "español, ruso y ucraniano de forma nativa".

Los precios

Las tarifas de todas estas empresas de desokupación suelen anunciarse entre 500 y 3.000 euros, aunque en la práctica no suelen bajar de esa última cantidad en sus tarifas estándar. Pueden elevarse mucho más dependiendo del caso, puesto que no es lo mismo desalojar a un okupa que acaba de llegar que liberar la vivienda de un grupo numeroso que paga la luz o el agua.

Suelen también requerir varias cantidades, como la referente a pagos que se hacen a los okupas para que abandonen la vivienda. En todo caso, los precios pueden variar mucho y es recomendable contactar con las empresas más cercanas para abaratar gastos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud