Vivienda - Inmobiliario

¿Es buena idea comprar una vivienda en verano? Esto dicen varias inmobiliarias

  • La gran cantidad de costa amortigua la enorme demanda en verano
  • Expertos recomiendan comprar vivienda en las grandes urbes
  • Aconsejan distintas zonas en función del objetivo del comprador
Paisaje urbano en Zaragoza (iStock).
Madridicon-related

Con el verano ya iniciado, y las vacaciones en la cabeza de muchas personas, surge la pregunta de si este es un buen momento para adquirir una vivienda. En idealista preguntaron a varios expertos en este sector, que desarrollan matices a favor (como la mayor luz natural para encontrar lo que uno busca) y en contra (a nivel económico).

Las características propias del verano

La CEO de Comprarcasa España, Lorena Andrea Zenklussen, resalta las fluctuaciones del mercado y las necesidades económicas personales. Advierte de que las variaciones de esta época normalmente limitan el margen financiero del potencial comprador.

El director de Negocio Real State de Solvia, Ernesto Ferrer-Bonsoms, dice que no es extraño el traspaso de inmuebles que en otros meses estarían a la venta al uso vacacional. Esta tendencia estival reduce la oferta y, por tanto, incrementa los precios de las propiedades disponibles actualmente. Pero pide estar atento, pues este mercado siempre se mueve y también en verano puede surgir la oportunidad perfecta para el interesado.

Además, el experto resalta que los clientes normalmente tienen horarios más flexibles, "por lo que se encuentra más receptivo a la hora de realizar visitas, dedicar más tiempo a la búsqueda de vivienda, comparar opciones y tomar así decisiones informadas".

Los cambios en el mercado veraniego

El City Manager de Madrid de Casavo, Fernando Tisner, comenta igualmente la importancia de que la mayoría de personas cuenten con más tiempo libre, el cual pueden dedicar a buscar, visitar y adquirir propiedades. Pero añade que en áreas turísticas populares se van de vacaciones los compradores, vendedores y demás personal involucrado en general, algo que impacta en esa disponibilidad de vivienda. Ello es un desafío aparte que se muestra en su máximo esplendor para esta estación del año.

Así, aunque los compradores tengan más tiempo para buscar una vivienda adecuada, y aunque el verano sea en sí óptimo para ver las características físicas de las propiedades, las opciones pueden disminuir por las tendencias ya comentadas.

Por si fuera poco, Tisner alerta de los gastos (normalmente) más elevados en verano, afectando a la capacidad de compra: "A pesar de estas particularidades, desde Casavo estamos consideramos que siempre hay oportunidades interesantes para aquellos que estén en busca de una vivienda, ya que el sector inmobiliario español es altamente dinámico y se encuentra en constante desarrollo, dando lugar a una regulación de los precios y, por consiguiente, el 'stock' de viviendas disponible".

¿En qué zonas se recomienda comprar?

No sorprende a nadie que las zonas costeras sean las más demandadas en verano, tal y como indica Comprarcasa: "Por suerte, España es una península rodeada de zonas costeras, por lo que la oferta es capaz de aguantar los fuertes aumentos de la demanda y contener así los precios. Desde los últimos años, las ciudades están perdiendo fuerza en favor de las zonas poco urbanizadas y las viviendas unifamiliares, especialmente después de la pandemia".

Pero la red inmobiliaria asegura que esto muestra una oportunidad para los que se interesen por comprar vivienda en las grandes urbes. Los mismos tendrán más hora de luz, menos aglomeraciones y tráfico, y una mayor tranquilidad para efectuar la adquisición o el cambio de vivienda. Además, cada uno debe escoger personalmente en función de sus necesidades, o de si se va a utilizar como vivienda habitual o para el alquiler. El baremo I Solvia Market View 2023 indica que las provincias más costosas son Guipúzkoa, Madrid y Baleares.

La rentabilidad del alquiler se mide utilizando el precio inicial de inversión, y los beneficios posteriores. Casavo, por su parte, explica que los lugares atractivos para el comprador suelen ser aquellos en los que la demanda supera a la oferta. Ello se debe a un potencial aumento en el valor de las propiedades a largo plazo. Para otros fines tras la adquisición, la inmobiliaria resalta las zonas con inversiones en proyectos de infraestructura, revitalización o desarrollo urbanístico.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud