Vivienda - Inmobiliario

La inversión inmobiliaria en el sur de Europa bate récord con 31.700 millones

  • Supone un incremento del 36% respecto a 202
  • Para 2023 se prevé un menor volumen de inversión en esta región
Foto: Europa Press

La inversión inmobiliaria en el sur de Europa (España, Italia y Portugal) alcanzó en 2022 su cifra récord, con 31.700 millones de euros, lo que supone un incremento del 36% respecto a 2021.

España acaparó el 52% del total (16.000 millones de euros), según un informe de la consultora Savills, que prevé para 2023 un menor volumen de inversión en esta región, aunque con un comportamiento mejor del esperado para el resto del continente.

La región del sur de Europa registró en 2022 su mayor participación sobre el volumen total de inversión inmobiliaria en el continente, con un 11% frente al 6% en 2021 y por encima de una media del 7% en los últimos cinco años, según recoge Efe.

La recuperación del consumo interno tras la pandemia, una mayor protección frente a las subidas del precio de la energía y un mayor incremento del PIB frente a la media europea impulsaron este resultado.

En España, el volumen de inversión en el sector inmobiliario alcanzó los 16.600 millones de euros en 2022, lo que representa un aumento del 39% con respecto al año anterior, mientras que Portugal fue el país con mayor incremento: un 67% más, con 3.300 millones de euros. Italia, por su parte, registró una inversión de 11.600 millones de euros, un 26 % más.

La inversión transfronteriza alcanzó los 18.700 millones de euros, el 59% de la suma total invertida en el sur de Europa y el volumen más alto jamás registrado.

La mayor parte del capital extranjero invertido en la región provino de otros lugares de Europa (23%) y del continente americano (15%).

Según Savills, los fundamentales del mercado continuarán siendo sólidos y continuarán atrayendo a los inversores, sobre todo en activos alternativos residenciales. La consultora también señala que, en todo el sur de Europa, el desequilibrio estructural entre la oferta y demanda de vivienda y activos logísticos favorecerá el crecimiento de los alquileres o, al menos, su estabilización. Asimismo, considera que la demanda de los inquilinos seguirá respaldando el mercado de inversión en la región.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud