Vivienda - Inmobiliario

La proptech Suomma lanza un servicio de inversión en alquiler vacacional y media estancia para particulares

  • Las rentabilidades netas pueden alcanzar hasta un 10%
  • La demanda de alquiler estacional crece más rápido que la oferta
Borja Badiola, director general de Suomma

Suomma ha lanzado un servicio que ayuda a particulares a invertir en el sector inmobiliario como profesionales. Denominado como Suomma Invest, se ofrece un servicio de inversión llave en mano de compra de propiedades para alquilar en corta y media estancia, desde la identificación de activos inmobiliarios de alto retorno, hasta la gestión integral de alquileres.

"Estamos poniendo al alcance del particular, la posibilidad de invertir desde 70.000 euros a más de 500.000 euros, con las mismas herramientas y conocimientos de inversión que cuentan los grandes inversores del mercado de manera profesional. Y lo estamos enfocando en un mercado en auge, como es el alquiler turístico y el alquiler de media estancia", Borja Badiola, director general de Suomma.

El servicio está enfocado a particulares que hacen su primera inversión o ya tienen una cartera de inmuebles. Además, tal y como apunan desde la empresa, también se dirige a fondos pequeños, de amigos o familiares que invierten juntos.

Primeras oportunidades

Las zonas costeras e islas son los destinos donde se han implantado primeramente los servicios de Suomma invest. Entre las oportunidades anunciadas por la proptech está una inversión de 59.000 euros en Torrevieja (Costa Blanca), en una vivienda de 39 m2, exterior y con una habitación. Esta vivienda ofrece una rentabilidad neta por alquiler del 6,1%, con un ingreso anual neto de 4.200 euros.

Con una rentabilidad neta por alquiler de un 10%, la compañía ofrece un inmueble en Costa Blanca, en Santa Pola, donde la inversión es de 70.000 euros en una vivienda de 50m2, con un ingreso neto anual de 7.600 euros. Y otra en Fuengirola, Costa del Sol, donde la rentabilidad neta por alquiler alcanza el 10,3%, con una inversión de 122.000 euros y un ingreso neto anual de 11.600 euros.

¿Cómo funciona?

Según explica Badiola, "el servicio funciona con cuatro elementos clave: análisis de datos para identificar propiedades de alto retorno, una extensa red de agentes inmobiliarios que nos traen oportunidades de inversión atractivas, un proceso de reforma inteligente, y una gestión integral del alquiler".

Suomma invest ofrece al particular analizar bases de datos con información pública y de pago para localizar los activos de mayor retorno por alquiler en corta, media y larga estancia. Luego, a través de una red de agentes inmobiliarios, se captan oportunidades de inversión en zonas de alta demanda.

"Las propiedades nuevas o recientemente renovadas generalmente traen una prima de precio. Las oportunidades de inversión de alto rendimiento, en la mayoría de los casos, requieren una reforma, cuya ejecución es clave para controlar costes y plazos", señalan desde la proptech. Y, por último, una gestión integral del alquiler.

Alquiler turístico y media estancia

"El alquiler residencial, que hace unos años ofrecía una buena rentabilidad", analiza Badiola, "está cayendo día a día. Y esto es debido a varios factores, empezando por toda una serie de políticas proteccionistas desde la administración central, que han afectado de forma negativa a los generadores de oferta, es decir, a los arrendadores, tanto empresas como particulares. La oferta se ha reducido y, por ejemplo, el tope del 2% en la actualización anual de las rentas de alquiler, ha afectado directamente a la pérdida de rentabilidad de los propietarios".

En este sentido, el director general de Suomma explica cómo los alquileres turísticos y de media estancia, no están afectados por las limitaciones que se han impuesto al alquiler residencial: "Los alquileres de corta y media no tienen ese techo regulado de subidas de precios y por tanto, un inversor puede aprovechar este tipo de inversiones para protegerse contra la subida del IPC".

Por su parte, el alquiler de media estancia, según señala Badiola, "es un tipo de arrendamiento poco atendido, y con alta demanda. Aquí podemos incluir a los llamados nómadas digitales y los trabajadores en remoto, sin olvidar a los estudiantes". Desde Suomma, explican que, la demanda de alquiler estacional crece más rápido que la oferta en algunas ubicaciones, lo que permite retornos de inversión que duplican la inversión de los alquileres residenciales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud