Vivienda - Inmobiliario

Crece el número de propietarios que deciden vender sus pisos de alquiler

  • La incertidumbre regulatoria es el principal motivo para tomar esta decisión
  • Esto reduce la oferta de forma considerable y el precio sigue al alza

La incertidumbre y la inseguridad jurídica que se vive en el mercado del alquiler están pasando factura a este sector en España. Así lo aseguran los expertos consultados por este medio, que han detectado que cada vez son más los propietarios que deciden retirar sus inmuebles del mercado del alquiler para destinarlos a la venta o mantenerlos vacíos.

"Los propietarios de viviendas en alquiler necesitan seguridad jurídica. Propuestas como el control de precios de las rentas de alquiler o medidas como la paralización de los desahucios provocan una gran incertidumbre en el mercado, que está fundamentalmente constituido por pequeños propietarios que optan por retirar del mercado sus viviendas ante la inestabilidad regulatoria", explica María Andreu, directora general de Asval.

"Esta reducción de la oferta de vivienda en alquiler disponible, que Idealista cifra en más de un 35% en el último año, afecta fundamentalmente a las familias más vulnerables y con menos recursos, que ven reducido su acceso al mercado de la vivienda", apunta la experta.

En el caso concreto de la Agencia Negociadora del Alquiler aseguran que "del total de nuestra cartera de alquiler, aproximadamente un 15% de propietarios están optando por sacar a la venta sus inmuebles, tanto a la finalización del contrato, como con el alquiler en vigor", explica José Ramón Zurdo, director general de la compañía.

Según el directivo, todo esto "es debido a una situación de inseguridad en materia arrendaticia, donde se han tomado muchas medidas intervencionistas en perjuicio de los arrendadores privados, a los que se les ha hecho pagar el pato de la escasez de vivienda pública, como la última de congelarles al 2% las actualizaciones de las rentas de alquiler sin recibir ninguna contraprestación a cambio, mientras la inflación ha seguido subiendo y los propietarios han visto como han perdido poder adquisitivo".

En la misma línea, Antonio Carroza, presidente de Alquiler Seguro, destaca que estamos actualmente en un momento de máxima incertidumbre y esto "hace mucho daño al sector del alquiler".

"No puede ser que se aprueben normativas que tengan un efecto retroactivo. Las partes cuando firman un contrato de alquiler pactan que puede haber una subida del IPC que repercuta en un incremento de la renta y ahora se está limitando esto y genera mucha confusión e inestabilidad a los propietarios".

Aumenta la demanda

Carroza asegura que sigue habiendo una demanda creciente para el mercado del alquiler, que se "topa con una oferta cada vez menor". De hecho, el presidente de Alquiler Seguro advierte de que se está produciendo una "retracción de la nueva oferta del entorno del 10%", lo que "contrasta con una demanda disparada y esto encarece los precios".

Por otro lado, Zurdo señala también que en el sector "hay una gran incertidumbre por la aprobación de una Ley de Vivienda que puede terminar por dar la estocada a un frágil mercado de arrendamientos urbanos, que necesita, ante todo: estabilidad, más oferta de alquiler y seguridad jurídica. Además de todo esto ha seguido proliferando la ocupación de viviendas sin aprobarse una regulación contundente para estos supuestos de violación de la Ley".

Atendiendo a esta nueva tendencia de retirada de activos en el mercado del alquiler "acabamos de crear un departamento dedicado en exclusiva a tramitar las peticiones de los propietarios que nos piden vender sus viviendas", explica Zurdo. Por un lado, detalla que "estas peticiones de los arrendadores se producen cuando la vivienda ha terminado, normalmente, los cinco años de alquiler y el propietario no quiere seguir arrendando la vivienda y la quiere poner a la venta y nosotros realizamos también la gestión de venta del inmueble".

Pero según Zurdo, también está sucediendo que algunos propietarios nos solicitan vender el inmueble en rentabilidad para inversores con el contrato de alquiler en vigor, y por lo tanto con los inquilinos residiendo en la vivienda.

Por su parte, desde Asval, Andreu apunta que apuestan por la colaboración público-privada "para comenzar a paliar la falta de vivienda social existente en España, que supone tan solo el 2,5% del total del parque vivienda español, muy lejos de las cifras de nuestros vecinos europeos y del 7% de media en la Unión Europea".

"Los grandes tenedores de vivienda representados por Asval hemos propuesto al Gobierno la cesión de 30.000 viviendas al Estado a un precio un 20% por debajo de mercado para ofrecer alquiler asequible a familias vulnerables. Esta cesión se realizaría a través de un contrato a 25 años con el Estado español", detalla.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud