Vivienda - Inmobiliario

Llegan las casas prefabricadas con sello passivhaus: desde 50.000 euros, bajo consumo y españolas

  • Este método de construcción de origen alemán se llevó a cabo por primera vez en 1991
Foto: Woodville

El auge de las casas prefabricadas ha hecho que su industria piense inteligentemente hacia la sostenibilidad. Esto, con el fin de contribuir hacia la causa medioambiental y también la disminución de los costos, no solo en la obra de construcción, sino que también en las facturas de la vivienda. Así llegan las casas con sello passivhaus.

Una vivienda passivhaus es un tipo de construcción que prima la máxima reducción de la energía necesaria para su climatización, logrando mantener un ambiente interior saludable y una temperatura constante y confortable durante todo el año mediante la optimización de los recursos existentes.

Este es un método de construcción de origen alemán que tiene su origen en 1991. Actualmente, empresas españolas como Woodville toman la referencia para producir viviendas que apunten hacia un espacio mucho más sostenible, ecológico y comunitario.

Reducción de energía en un 75%

Según explica el sito Idealista, una vivienda recibe el certificado passivhaus cuando "reduce en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración con respecto a una casa normal". Además, cubren el resto de necesidad energética con placas solares u otras energías renovables.

'Made in Spain' desde 50.000 euros

Las casas de la empresa navarra Woodville cuentan con un novedoso diseño que buscan ser otorgar un carácter de viviendas emblemáticas y totalmente funcionales. Entre ellas, nos encontramos con las casas Mohma, las cuales están fabricadas con módulos de madera ecológica.

El exterior está revestido de chapa metálica perfilada para asegurar que la madera se conserve en perfecto estado. El diseño, en forma de bóveda, está inspirado en la naturaleza, ya que se trata de una arquitectura biomimética que intenta conectar la casa con su entorno.

Hay tres versiones de Mohmas (Compact, Standard y Premium). Los modelos parten desde los 50.000 euros y su valor variará según los accesorios y acabados.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments