Vivienda - Inmobiliario

Colonial duplica su beneficio, hasta los 355 millones, en el primer semestre

  • Celebra la mejora del ladrillo en comparación con el año anteiror
Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial. Luís Moreno
Barcelona

Colonial registró un resultado neto de 355 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que representa un crecimiento del 120% respecto al mismo periodo del año anterior, según ha informado la socimi cotizaba en el Ibex 35 a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía explica que esta evolución del negocio responde al nivel de contratación de sus oficinas (100.000 metros cuadrados nuevos firmados), a la captura de rentas por encima del mercado (5%), a la ocupación del 96% de su cartera, al crecimiento del 4% de sus activos y a la mejora de sus costes de financiación.

El valor neto de sus activos ascendió a 6.742 millones de euros, un 17% más que hace un año y un 6% por encima de hace seis meses, tras finalizar su programa de renovaciones de los edificios en su cartera, mejorando así los niveles de rentas. El valor bruto fue de 13.334 millones, un 11% más.

Los ingresos por rentas ascendieron a 170 millones de euros, un 9% superiores, tras incrementar sus contratos en línea con el IPC. En el primer semestre firmó 58 contratos de alquiler por más de 100.000 metro cuadrados, un 75% más, que representa 45 millones en rentas anuales.

Asimismo, Colonial ha desinvertido un total de tres activos no estratégicos (dos activos en Madrid y un activo en París) por importe de 59 millones de euros y con una prima de doble dígito sobre la última valoración.

A cierre del primer semestre del ejercicio 2022, la compañía presentaba LTV (proporción de deuda respecto al valor de sus activos) del 36,9% y una liquidez de 2.557 millones de euros.

El 84% de la deuda bruta del grupo está compuesta por emisiones en el mercado de bonos, 100% verdes, con un tipo de interés fijo, protegiendo la posición financiera de la compañía a subidas potenciales de tipos de interés, tras las últimas decisiones tomadas por el Banco Central Europeo (BCE).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.