Comunidad Valenciana

El consejero de Vivienda y líder valenciano de Podemos es copropietario de siete inmuebles

  • Martínez Dalmau tiene un piso en Valencia y el 50% de otro en Lima
  • También posee al 25% otras tres casas, un solar y un local en Jávea
  • El dirigente subraya que "las cinco viviendas están ocupadas"
Rubén MArtínez Dalmau, en las Cortes Valencianas. EE
Valencia

La declaración de bienes de Rubén Martínez Dalmau, cabeza de cartel de Unides Podem EUPV en las pasadas elecciones autonómicas y, desde este lunes, vicepresidente segundo de la Generalitat Valenciana y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, esconde una pequeña paradoja. En dicha comunicación a las Cortes Valencianas, y fruto de una reciente herencia, el dirigente aparece como copropietario de un total de siete inmuebles, una cifra que puede resultar abultada para el líder de una formación crítica con la acumulación del capital.

En concreto, según precisa el dirigente en su declaración, posee en solitario una vivienda en Valencia con un valor catastral de 38.917 euros -importe sensiblemente inferior a la media de los precios de la ciudad-; el 50% de otra residencia en la capital peruana de Lima, valorada en 54.673 euros; y otras tres viviendas radicadas en Jávea en las que cuenta con una participación del 25% -de un valor catastral de 376.100, 90.720 y 86.970 euros, respectivamente-.

Además, Martínez Dalmau declara al 25% otros dos bienes inmuebles ubicados en Jávea: un local valorado en 644.300 euros y una parcela valorada en 104.606 euros donde se halla instalada una antena de telefonía. La ponderación de todas sus participaciones en inmuebles asciende a un valor catastral de 360.298 euros, a los que la declaración suma otros 30.542 euros correspondientes a bienes no inmuebles, de los que 22.153 euros y 3.811 dólares se encontraban líquidos en cuentas corrientes en el momento de la declaración. El resto corresponde a su coche y a una empresa inactiva.

Bienes inmuebles declarados por Martínez Dalmau. EE

Preguntado al respecto, el propio Rubén Martínez Dalmau subrayó este lunes a elEconomista que las propiedades declaradas al 25% corresponden a la herencia reciente recibida tras el fallecimiento de su padre, y que la titular principal de los activos y beneficiaria del usufructo es su madre. Además, el vicepresidente segundo del Consell pone el acento en una cuestión: "las cinco viviendas están ocupadas". Una es la suya, otras dos las ocupan familiares, y tanto la tercera de Jávea como la de Lima -adquirida junto a un socio- están alquiladas a terceros.

En consecuencia, según su testimonio, en nada se asemeja el dirigente a los "grandes tenedores" que persigue su formación, que propone un impuesto para los propietarios que cuenten con diez o más viviendas vacías. Él es copropietario de cinco y, además, todas se encuentran ocupadas.

Tampoco sería justo aplicarle a Martínez Dalmau la crítica dirigida al líder nacional de su formación, Pablo Iglesias, cuyo pecado no fue comprar una gran vivienda en Galapagar sino hacerlo tras despreciar esa opción residencial y hacer gala de su anterior domicilio en el barrio de Vallecas. Al dirigente valenciano de Unides Podem no se le conocen palabras contra los propietarios de varias viviendas, entre los que se encuentra.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Fernando
A Favor
En Contra

Pues será un gran consejero de vivienda, al menos sabrá de lo que habla.

Y seguro que los alquila muy baratos o a gente desfavorecida como refugiados, parados de larga duración, etc...

No puedo creer que una persona de izquierdas y comprometida esté comerciando o especulando con un derecho tan básico como la vivienda

jo jo jo

Puntuación 11
#1
pascu
A Favor
En Contra

Parece que sea pecado tener una vida holgada y ser de izquierdas. Si lo que tiene lo ha conseguido lícitamente, paga sus impuestos acorde a su capacidad de aportar y no oculta nada, creo que son libres de tener cuanto quieran/puedan, y reitero, siempre que paguen tantos impuestos les correspondan a sus ingresos, patrimonio, etc. A veces se confunde ser de izquierdas con ser comunista.

Puntuación -10
#2