Comunidad Valenciana

Blackstone compra apartamentos en Marina d'Or e invierte 100 millones en revalorizarlos

  • El fondo adquirió la sociedad Platja Amplaries a través de Aliseda
  • La inmobiliaria amplía capital para reforzar su situación patrimonial
Vista de la costa de Marina d'Or. EE

Blackstone ha tomado posiciones en Marina d'Or. En concreto, es desde hace un año propietario de un buen número de apartamentos y otros activos cuyo número prefiere no precisar. El fondo, a través de una filial de Aliseda -en la que participa desde 2018 al 51% junto a Grupo Santander (49%)-, es desde su entrada en esta firma el accionista mayoritario de Platja Amplaries SL, según confirmaron este viernes a elEconomista fuentes de la histórica inmobiliaria de Banco Popular.

Platja Amplaries es a su vez una firma inmobiliaria que perteneció a Jesús Ger, el impulsor de la 'ciudad de vacaciones' de Oropesa del Mar (Castellón), y al propio Banco Popular. En 2014 el empresario se desprendió de ella vendiendo el grueso de sus acciones a dos empresas de Luxemburgo, un entramado societario sobre el que tiempo después trascendió que se escondía la misma entidad financiera, que huía, presumiblemente, de anotarse el fallido en su balance.

Con la adquisición del Popular por parte de Santander se regularizó la situación. Se reconoció un agujero de 167 millones de euros en Platja Amplaries y, posteriormente, se incluyó la sociedad en el gran paquete de activos inmobiliarios que pasaron a manos de Blackstone con su entrada en Aliseda.

Según agregan al respecto fuentes de la propia inmobiliaria, la misión que tiene ahora la compañía es invertir en los activos de Platja Amplaries para ponerlos en valor. Este mismo viernes el Boletín Oficial del Registro Mercantil de la provincia de Castellón recogía una ampliación de capital de 101,7 millones de euros en la sociedad que eleva el resultante suscrito a 108,3 millones.

"Reforzar la situación patrimonial"

Aliseda, sin precisar en qué ha consistido esta aportación, apuntó a este periódico que se trata de "un movimiento realizado para reforzar la situación patrimonial de la participada". "El objetivo es revalorizarla a largo plazo", destacó la compañía.

"Nuestras actuaciones en los activos inmobiliarios, en líneas generales, van encaminadas a mejorar o mantener los activos para rentabilizarlos mediante el alquiler o la venta", agregó Aliseda, que subrayó su "voluntad de permanencia" en el capital de Platja Amplaries.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.