Comunidad Valenciana

Un aerogenerador y una noria aspiran a coronar el skyline de Valencia

  • La Marina aprueba el proyecto Torre Eòlica, de 170 metros...
  • ...y analiza la atracción Circular View, de 120 metros
Recreación de la Torre Eòlica de Valencia. Foto: eE

Dos iconos arquitectónicos para acompañar a los grandes edificios proyectados en la fachada marítima de la ciudad. Es el skyline que dibujan para Valencia las dos grandes iniciativas propuestas para La Marina: la noria gigante de Circular View, inspirada en el famoso London Eye de la capital inglesa; y el aerogenerador urbano bautizado como Torre Eòlica. Ambas imponentes propuestas son buena muestra del interés que acapara el espacio después de un largo periodo de declive. ¿Llegarán a materializarse estos colosos junto a los rascacielos del PAI del Grao y el hotel de 15 alturas del Cabanyal, también proyectados para la futura postal marinera de la Capital del Turia?

Por lo que respecta a Circular View, el último proyecto en saltar a la palestra, se trata de, tal y como reveló elEconomista, una iniciativa cuya inversión privada se cifra en alrededor de 120 millones de euros para la construcción de una noria de 120 metros de altura con capacidad para 500 personas. La promueve una sociedad vinculada a la firma de ingeniería del London Eye, el popular monumento voladizo de 135 metros de altura que rueda sobre el río Támesis.

Riguroso análisis

El Consorcio València 2007, el organismo que gestiona La Marina, tiene desde hace cuatro años este proyecto sobre la mesa, y asegura que lo está analizando al milímetro por tratarse de una iniciativa muy singular. "La propuesta de la noria gigante exige un análisis muy riguroso: requiere una modificación del planeamiento y tiene un importante impacto paisajístico y de ocupación de espacio", subrayaron desde la firma pública a este periódico.

La sociedad impulsora propone para Valencia una noria mucho más moderna, con una estructura fija, sin radios, sobre la que girarían las cabinas, y que sería de un tamaño algo inferior a la londinense. No obstante, sus 120 metros de envergadura la situarían entre los puntos más altos de la ciudad, a escasa distancia de los 127 que ostenta l'Assut de l'Or. La ubicación prevista es el espacio disponible donde actualmente se encuentra la pérgola modernista del norte de La Marina, entre el Marina Beach y el puente móvil que permitía el tránsito de los bólidos de Fórmula 1 en tiempos del circuito urbano, un enclave que la haría visible desde múltiples perspectivas y la convertiría en un importante icono visual.

Al respecto, la mercantil subraya que se trataría de una instalación compleja por la necesidad de contar con una capacidad para 1.000 visitantes: los 500 que suben a la noria y los 500 que bajan de ella, además de la plantilla de 250 empleados necesarios para su funcionamiento y otros 250 para los múltiples servicios complementarios alrededor de la misma. La fórmula ideada para materializar el proyecto es una concesión de dicho espacio a cambio de un canon, sin descartar que la Administración Pública reciba también un porcentaje sobre los beneficios.

Un proyecto más sencillo pero no menos impactante es el enorme aerogenerador también previsto en La Marina. En este caso su perfil turístico se centra más en su carácter escultórico, porque el verdadero sentido de la estructura es el abastecimiento energético. Se trata de la Torre Eòlica -o simplemente l'Eòlica, como también la llaman sus promotores-, una infraestructura ideada hace años por el despacho de arquitectura del valenciano Fran Silvestre -en colaboración con la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE)- que ahora toma forma con el respaldo financiero del grupo inversor Net de Gerrers, liderado por Eduard Navarro.

Concesión de 30 años

La iniciativa, cuya inversión está cifrada en alrededor de 13 millones de euros, está prevista en un estrecho espacio ubicado en el extremo este de la bocana del recinto marítimo, un enclave baldío y adentrado en el mar, pero ideal para el proyecto por la fuerza del viento en el lugar. La fórmula acordada -ya aprobada por La Marina- es una concesión del espacio por 30 años por parte del Consorcio València 2007.

El proyecto contempla una estructura de 170 metros de altura que combina diseño industrial y arquitectónico. En concreto, prevé albergar en su interior un millar de molinos eólicos de eje vertical -distribuidos en 50 plantas- tras una fachada ventilada que permita la producción de energía eléctrica sin renunciar a una cuidada estética, según detallan sus impulsores.

Pese a que la energía principal será la eólica, también contará con placas solares fotovoltaicas que complementarán la producción. El monumento aspira a convertirse en un centro de investigación de energías limpias, además de en una importante referencia visual desde las alturas, en el coloso que reciba a las embarcaciones que visiten Valencia y en un atractivo desde toda la fachada marítima.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

José
A Favor
En Contra

Buenos días. ¿ Que tiene de malo la palabra "horizonte" para que usen en su lugar la palabra inglesa ?

Puntuación 0
#1