Comunidad Valenciana

La maquinaria cerámica rompe dos años a la baja gracias a la demanda de las fábricas de Castellón

  • El mercado doméstico creció un 20%, pero la exportación cayó un 6,7%
Un horno de una azulejera.

El hermano pequeño de la industria cerámica de Castellón, los proveedores de maquinaria para este sector, registraron un fuerte crecimiento el año pasado gracias a la demanda de los propias azulejeras de Castellón que creció un 20% y permitió a esta industria aumentar ventas un 17,3% pese a perder mercado exterior.

La cifra de negocio total alcanzada por el sector de maquinaria cerámica alcanzó los 438 millones de euros en 2021, lo que supone un aumento de las ventas de un 17,3% con respecto al ejercicio anterior, según las estimaciones del Observatorio de Mercado del Instituto Tecnológico de la Cerámica (ITC-AICE).

Tanto en 2019 como en 2020 el negocio anual arrastraba recortes en las ventas, según el informe sobre un sector que forma parte del cluster del azulejo castellonense, aunque es su parte más débil frente a la potencia de los propios fabricantes, el mayor productor de Europa, y el liderazgo mundial de la industria auxiliar de esmaltes y revestimientos. En el caso de la maquinaria, el sector ha estado dominado por los grandes fabricantes italianos, algo que no ha variado pese a la irrupción de grandes firmas castellonenses en el área de la impresión digital.

El informe del Observatorio estima que las ventas nacionales han aumentado un 20% respecto a 2020, lo que contrasta con la caída de las exportaciones del 6,7%.

Para el próximo año e base a encuestas estima que las ventas crecerán algo por encima del 5,4% gracias al mercado nacional, con las exportaciones estancadas.

En cuanto al empleo, se ha producido un incremento de personal de casi un 4,74% en 2021 con respecto a 2020, si bien el estudio no da una cifra del empleo que depende de estos fabricantes de bienes de equipo.

Precisamente el estudio incide en que para las empresas del sector uno de los grandes problemas es la falta de personal cualificado, ya que para el 74% de las compañías resulta difícil o muy difícil incorporarlo. para un 85% mantener precios ante la actual coyuntura también será una misión casi imposible.

Además, un 84% de las empresas encuestadas cree que es más necesario que nunca invertir en I+D para diferenciarse de la competencia, o un 73% entiende que es clave la implantación de la industria 4.0 en su empresa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin