Comunidad Valenciana

El gigante japonés de los tractores Kubota compra la valenciana Pulverizadores Fede

Un tractor Kubota con un pulverizador de la empresa valenciana.

Uno de los grandes fabricantes mundiales de tractores agrícolas, la japonesa Kubota, ha puesto sus ojos en la tecnología de la valenciana Pulverizadores Fede, cuyos equipos agrícolas permiten combatir las plagas en frutales y cultivos. La corporación nipona se ha convertido en el dueño del 100% de la empresa valenciana, que mantiene su marca y la gestión en manos de su gerente, Federico Pérez Salvador.

Pulverizadores Fede, que opera principalmente en España y Portugal, es un fabricante especializado de implementos de pulverización de productos fitosanitarios denominados atomizadores que se utilizan para el control de plagas y enfermedades mediante pulverización química en el mercado de cultivos especiales.

Según destaca el nuevo dueño, "su fuerza está en tecnologías de alta gama patentadas" que ya se están aplicando en la práctica, como un atomizador inteligente y conectado que controla el volumen de químico y el flujo de aire en tiempo real empleando un sensor para medir la altura de los árboles que se van a tratar con precisión, y un sistema que gestiona la información sobre el mapa, como el área a pulverizar y las cantidades de productos químicos.

Al incorporar Pulverizadores Fede como subsidiaria, el Grupo Kubota ampliará su línea de equipamiento para el mercado de cultivos especiales y fortalecerá la compatibilidad entre tractores y complementos, contribuyendo así a la reducción del impacto ambiental y el consumo de combustible a través de una pulverización eficiente que utiliza menos productos químicos y agua.

Además, la compañía japonesa explica que Pulverizadores Fede mantendrá su marca, la ubicación de su sede y su gestión tal y como está actualmente. La compañía valenciana cuenta actualmente con 45 empleados.

El nuevo dueño

Kubota es una multinacional con un fuerte peso en fabricación de equipos agrícolas, de construcción, equipos cortacésped y motores industriales. Con sede mundial en Osaka (Japón), cuenta con oficinas en más de 120 países y tiene más de 41.000 empleados en América del Norte, Europa y Asia.

En 2020 el grupo obtuvo unos ingresos de 17.300 millones de dólares. Aunque su principal línea de productos la constituyen los equipos agrícolas, también produce sistemas de purificación de agua de ciudades, sistemas de irrigación, de tuberías, de construcción de tejados y viviendas, y de grandes válvulas subterráneas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.