Comunidad Valenciana

El 23% de las empresas valencianas está en riesgo de impago

  • La situación financiera empresarial mejora respecto a hace un año: eran el 25%
Una industria valenciana.

El tejido productivo de la Comunidad Valenciana ha registrado una ligera mejoría de su riesgo de crédito según un informe elaborado por Iberinform. El 23% de las empresas de la región presenta un riesgo máximo o elevado de impago, lo que supone una mejora de dos puntos frente al 25% que registraba este indicador hace un año.

No obstante, los niveles de empresas en riesgo se encuentran todavía seis puntos por encima de los valores anteriores a la pandemia. Ese es uno de los datos más relevantes que ofrece la radiografía del tejido productivo de la región elaborado con la solución de analítica avanzada Insight View realizada por la firma.

En los ocho primeros meses de 2021, la Comunidad Valenciana registra un incremento interanual del 71% en la declaración de procesos concursales, fruto del deterioro progresivo de los niveles de solvencia del tejido empresarial registrado durante los meses de pandemia.

Tanto la creación como la destrucción de empresas muestra una fuerte actividad. Valencia concentra al 50% de las empresas de la región y el 63% de su facturación, a mucha distancia de Alicante (38% de las empresas, 24% de la facturación) y Castellón (12% de las empresas, 13% de la facturación).

Por sectores

Más de la mitad de la actividad económica de la región (59% de las empresas, 65% de la facturación) se concentra en el sector servicios, en línea con otros territorios mediterráneos. En el sector industrial, que supone el 10% de las empresas de la región y el 26% de la cifra de negocio, crece el tamaño medio de la empresa.

Los sectores vinculados a la construcción y el inmobiliario tienen también un peso importante en el tejido (27% de las empresas), pero su incidencia en la economía es sensiblemente más reducida (7% de la facturación). El peso del sector primario es similar al que registra en otras regiones (2% de las empresas, 1% de la facturación).

La distribución por tamaños empresariales muestra una fuerte dispersión. El 75% del tejido está compuesto por microempresas que, sin embargo, apenas generan el 9% de la facturación total. En el otro extremo, la gran empresa, que representa menos del 1% del total, produce el 48% de las ventas de un tejido productivo que muestra una enorme madurez. El 13% de las empresas, que acaparan el 56% de la facturación, tiene más de 25 años.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin