Comunidad Valenciana

Los gigantes hortofrutícolas valencianos Foodiverse y Bollo se hacen más 'verdes'

Un momento del Congreso de Aecoc.
Valencia

El grupo que incluye las ensaladas de Verdifresh amplía su surtido ecológico y destina los restos de sus procesos productivos a ganaderos locales en un ejemplo de economía circular. Por su parte la citrícola apuesta por bioestimulantes naturales en la lucha contra las plagas y la energía fotovoltaica.

Uno de los sectores más verdes por su propio producto y su naturaleza, el de las frutas y hortalizas, se ha lanzado de lleno a la producción sostenible y a tratar de ganarse al consumidor con la introducción de productos más ecológicos. Una evolución que se ve reforzada por tendencias como que uno de cada cuatro productos que se lanzó en 2020 en el Reino Unido fue vegano.

Un ejemplo de esa estrategia son dos de los gigantes hortofrutícolas valencianos que participaron en el 23 Congreso de Frutas y Hortalizas de Aecoc en Valencia, el grupo especializado en cítricos y melones Bollo y el productor de productos listos para consumir y transformados vegetales Foodiverse, que incluye a Verdifresh, proveedor de ensaladas de Mercadona.

Agua y fertilizantes

En el caso del sector agrícola, una de sus principales preocupaciones desde hace años es el ahorro del agua. Así, Foodiverse ha reducido el consumo con sus sistema

s de riego en hasta un 20% y además se ha centrado en utilizar materiales para los sistemas de riego reciclables y de mayor duración, según explicó Jesús Gómez, director general de Agromediterránea y director de compras del grupo. En esa línea su Centro de Innovación Agronómica (CIAM) va un paso más allá con el desarrollo del cultivo hidropónico y cultivo vertical en condiciones artificiales que se llegan a reducir un 95% el agua y sin fertilizantes. Gómez señaló que el año pasado lanzaron cerca de 130 productos innovadores gracias a ese centro propio.

Más oferta ecológica

Pero además, el grupo que posee 8 plantas en toda Europa está apostando por incrementar su oferta de surtido ecológico. "Hace tres años empezamos con cultivos como el calabacín y brócoli, y este año hemos ampliado a otros como el maíz fresco, que hemos lanzado también en España", apuntó Gómez, que reconoció que por el momento la demanda de estos productos ecológicos sigue siendo mayor en otros países.

Además del uso de la energía solar fotovoltaica, que abastece en un 30% su consumo eléctrico Foofiverse también trabaja en la economía circular, con acuerdos con ganaderos locales a los que destina los restos de sus vegetales en los procesos productivos. También en evitar el uso de fertilizantes y biocidas, con programas específicos por ejemplo para la zona del Mar Menor en Murcia.

En esa línea también trabaja Bollo, según explicó Carla Vercher, directora de ventas de Bollo International Fruits. El grupo mantiene acuerdos con firmas de bioestimulantes para la lucha natural contra las plagas como cotonet o la mosca blanca. Además otro de las medidas ya puestas en marcha ha sido reducir el uso de plásticos. "Hemos ahorrado 7.000 kilos anuales con las mejoras y por ejemplo en snacking hemos sustituido los envases por barquetas de cartón", comentó. También su almacén de Benifairó se abastece con energía solar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin