Turismo y Viajes

La nave turística de Elon Musk atraca en la Estación Espacial Internacional

  • La finalidad es trasladar a astronautas y turistas al espacio
La 'Dragon Crew' atraca en la Estación Espacial Internacional. Imagen: SpaceX

La 'Crew Dragon', la cápsula del multimillonario Elon Musk, ha atracado este domingo sin problema alguno en la Estación Espacial Internacional. Se tratad de un vuelo de ensayo de una nave cuya finalidad última es trasladar bajo contrato a astronautas y turistas al espacio.

"¡Captura confirmada! Después de 18 órbitas a la Tierra desde su lanzamiento, la nave 'Crew Dragon' de SpaceX ha atracado en la Estación Espacial Internacional con una 'captura suave' a las 5.51 (11.51, hora peninsular española) cuando la estación se encontraba justo al norte de Nueva Zelanda", ha informado la agencia espacial estadounidense, la NASA, a través de su cuenta en Twitter.

"Es la primera nave espacial construida y operada por una empresa privada destinada para transportar a personas que atraca en la Estación Espacial Internacional", subraya el proyecto comercial de la NASA en su propia cuenta de Twitter.

El cohete Falcon 9 fue lanzado este sábado desde Florida con la cápsula. La nave permanecerá atracada cinco días en los que los astronautas Anne McClain (Estados Unidos) y David Saint-Jacques (Canadá) realizarán pruebas a la 'Crew Dragon'.

Esta misión pretende demostrar que SpaceX puede llevar y traer a astronautas de forma segura y fiable a la Estación Espacial Internacional en el marco del Programa Tripulación Comercial de la NASA, explica la empresa en un comunicado.

Impulsado por un Falcon 9

Además la cápsula está impulsada por un cohete Falcon 9 fabricado igualmente por SpaceX y que previsiblemente terminará su vuelo en la nave-dron 'Por supuesto que te sigo queriendo', ubicada en el océano Atlantico.

La cápsula transporta unos 181 kilogramos de suministros para los tripulantes de la Estación Espcial Internacional y un "dispositivo antropomórfico de prueba" bautizado como Ripley que parametrizará las condiciones para comprobar si son aptas para la presencia de humanos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.