Turismo y Viajes

'Flygskam', la última tendencia sueca de los que se avergüenzan de volar en avión

  • En 2050, la aviación comercial podría ser responsable del 20% del CO2 mundial
  • El 18% de los suecos han cambiado viajes de avión por alternativas en tren
Imagen: Dreamstime.

Primero fueron las lámparas de lamas blancas y formas geométricas, luego los cafés en madera clara y ladrillo visto, seguidos de los abrigos de piel de corte moderno y del pan hecho en casa. Los escandinavos pueden presumir de haber incorporado todas las modas en estilo de vida en las dos últimas décadas en Europa. La última tendencia procede de Suecia y es toda una declaración medioambiental. Apunten este nombre porque lo van a escuchar a menudo: flygskam, literalmente, 'la vergüenza de volar en avión'.

El respeto y cuidado del medio ambiente está firmemente arraigado en el ADN de los escandinavos, que se han visto obligados a levantar sus sociedades al amparo de los bosques y negociando con la fuerza de la naturaleza en sus formas más gélidas y, en ocasiones, extremas. Para los suecos, el cambio climático ocupa la primera posición entre los fénomenos sociales más preocupantes, según el barómetro anual elaborado por la organización medioambiental Worlf Wildlife Fund. 

No es extraño, por tanto, que sea en Suecia donde se ha originado el movimiento del flygskam, el rechazo a viajar en avión como medio de transporte más contaminante. Los vuelos contaminan 20 veces más que los trayectos en tren, y se espera que las flotas de aviones comerciales se dupliquen en los próximos 20 años. El problema está más que en bandeja. 

Según datos de WWF, el 23% de los suecos renunció a volar en 2018 para reducir su impacto medioambiental, y un 18% optó por realizar itinerarios alternativos en tren. El ejemplo más representativo del flygskam lo encarna Greta Thunberg, la adolescente sueca que ha liderado el movimiento juvenil contra el cambio climático Fridays for Future, que comenzó con su manifestación individual cada viernes ante el Parlamento de Estocolmo. Thunberg rechaza viajar en avión para evitar el impacto contaminante en el planeta.

El tren, héroe de hierro para salvar el planeta

El ferrocarril se ha convertido en el nuevo 'niño bonito' de Suecia, que ha multiplicado su venta de billetes animado por la ola de amabilidad que suscita su baja huella de polución. Así, al calor del flygskam ha nacido el tagskryt, es decir, el 'orgullo de viajar en tren', según comenta Pablo Díaz Luque, profesor de Economía y experto en turismo de la Universitat Oberta de Catalunya. "Hay una mayor conciencia internacional, y, por otro lado, estamos en un momento álgido de competitividad entre las compañías de bajo coste, que ofrecen precios irrisorios para trayectos que pueden ser fácilmente cubiertos por transporte ferroviario", argumenta el experto. 

Con la idea de que la semilla de una tendencia ya está plantada bajo tierra y que sólo se puede esperar su crecimiento, las compañías aéreas trabajan actualmente en otra dirección para no perder ni una migaja de su negocio: la transformación eléctrica de su flota aérea. Los expertos auguran que la aviación comercial será responsable del 20% de las emisiones mundiales de CO2 en 2050 -desde el 3% actual- si no emprende una transformación tecnológica inmediata. Nuevos aparatos como el Neo de Airbus, que consume un 20% menos de combustible- o naves híbridas, con combustibles sostenibles o motores eléctricos comienzan a proyectar el futuro deseable de la aviación para tratar de acotar el problema que genera. Los planes de desarrollo de aviones eléctricos, además, se han duplicado a nivel mundial en los últimos dos años. 

El profesor Díaz Luque advierte, sin embargo, que al movimiento contra los viajes en avión le falta el apoyo de los Estados para tomar fuerza en el plano internacional, con la implementación de subvenciones al transporte ferroviario o medidas de restricción de vuelos de corto recorrido. De momento, sólo se percibe en los países nórdicos, mucho más concienciados en materia ecológica. El desarrollo del flygskam dependerá, por tanto, de la perspectiva de cada país y su implicación con el medio ambiente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6

Pedro
A Favor
En Contra

Está genial todo esto de la lucha por el cambio climático, los nórdicos van por delante de los demás en esto y ójala que nos pongamos pronto todos las pilas, pero estos países tan guais, tan progres, tan preocupados por la igualdad, el medio ambiente y todo lo más guai por lo que se puede estar preocupado, no dicen ni mu cuando llegan barcos cargados de inmigrantes, es una lástima lo de los pobres negritos pero mejor que se queden en los países del sur de Europa; un poquito hipócritas y egoistas nos han salido los vikingos del siglo XXI, no?

Puntuación 19
#1
Luis D.
A Favor
En Contra

De los Cruceros que son los que más contaminan con diferencia, los escandinavos no dicen nada ?

Puntuación 17
#2
Clara
A Favor
En Contra

Supongo que tendrán buenos trenes, regulares, puntuales, con buenas combinaciones. Aquí lo del flygskam es más complicado, y en lugar del tagskryt, tenemos la poca vergüenza de renfe, con huelgas contínuas en fechas clave, tarifas que no son nada económicas, mala infraestructura en sitios (que se lo digan a Extremadura), etc. En fin, a ver si con la liberalización, que ya está tardando, podemos apuntarnos al tagskryt en España.

Puntuación 5
#3
Caldo gordo Strollux
A Favor
En Contra

Se ha investigado si hay relación entre la hipocresía, el maltrato, los suicidios o el alcoholismo?

Si los suecos han sufrido el clima, imagínense el resto de europeos, que tras el último calentamiento global, sufrieron la explosión demográfica de los vikingos.

Por si acaso, un país escandinavo compró el año pasado unas cuantas recargas para sus reactores nucleares.

Sus fondos soberanos invirtieron barato en mineras de uranio antes?

Irán a comprar ahora líneas aéreas baratas?

Sería interesante analizar la gestión de esos fondos, y las chorradas que van diciendo.

Puntuación 5
#4
LORENSO
A Favor
En Contra

Clara, dudo que se así sinceramente, España es el país del mundo con más kilómetros de alta velocidad después de china, y en general, las infraestructuras son bastante buenas y se siguen construyendo cada año nuevas líneas.

Además eso de que la aviación es responsable del 20% de las emisiones de C02 es mentira. Será del 20% de las emisiones dentro del transporte, que a su vez representa como un 14 % de las emisiones totales de C02.

Lo único que es cierto es que mientras en los países desarrollados las mayoría de sectores reducen sus emisiones, la aviación las aumenta por el mayor número de vuelos. En fin, usar el avión para viajar a lugares donde se tarde menos de 4-5 horas en tren no me parece una buena decisión. Pero tampoco me lo parece que nos propongan hacer un Madrid-Moscú en tren.

Puntuación 2
#5
Singermorning
A Favor
En Contra

A los singermornings estos de los Suecos me gustaba verlos cruzandose a nado el Atlántico...

Puntuación 4
#6