Transportes y Turismo

Fuerte Group Hotels, un icono hotelero que trasciende generaciones bajo la dirección de Isabel M. García Bardón

  • El Fuerte Marbella se centra en resaltar la riqueza cultural local, la tradición artesanal y la esencia relajada y mediterránea de la región
Fuerte Group Hotels.
Madridicon-related

El relato de Isabel García Bardón, presidenta de Fuerte Group Hotels desde el fallecimiento de su esposo en 1984, destaca los desafíos iniciales que enfrentaron al iniciar el proyecto de convertir El Fuerte en el mejor hotel de la Costa del Sol.

En respuesta a los cambios en el turismo y la consolidación de Marbella como destino de primer nivel, el nuevo El Fuerte Marbella se posiciona en la categoría de hoteles de 5 estrellas. De hecho, ofrece una propuesta elegante y sofisticada, imbuida de un estilo intemporal que fusiona lo clásico con lo contemporáneo. Este enfoque ha sido meticulosamente elaborado por el renombrado interiorista chileno Jaime Beriestain, reconocido en el ámbito turístico por su destacada participación en el diseño de numerosos hoteles de marcas internacionales de lujo como Hyatt Regency, Marriott, Hilton o Waldorf Astoria.

Isabel García Bardón, quien ha supervisado personalmente las obras de El Fuerte expresa: "Mi esposo sentiría un profundo orgullo al ver cómo este icónico hotel pionero en el lujo de Marbella continúa apostando por la innovación y por destacarse. Aunque hoy en día existen grandes establecimientos en Marbella, El Fuerte siempre mantendrá su singularidad. Parte de esta exclusividad se debe a su ubicación privilegiada frente al mar y a solo cinco minutos a pie del corazón de lo que antes era un pueblo marinero, un aspecto que, para mí, sigue representando la esencia de la Marbella que cautivó mi corazón".

Este hotel cuenta ahora con 266 habitaciones, espacios cálidos, armónicos y abiertos, inspirados en los grandes palacios y cortijos andaluces. La paleta de colores incluye tonos tierra, terracotas, especiados, naturales y vegetales, todo ello desde una perspectiva atemporal que busca crear un ambiente acogedor y elegante para los huéspedes.

En una emotiva entrevista, la presidenta del grupo hotelero compartió con elEconomista sus reflexiones sobre los desafíos enfrentados a lo largo de los 50 años de historia de la empresa. Con una sinceridad palpable, destacó que el desafío más significativo fue la crisis económica que azotó en 2008 y 2011. Para la familia, este momento fue un hito crucial que puso a prueba su resiliencia y determinación. Sin embargo, gracias a la previa iniciativa de internacionalización, pudieron enfrentar la situación con mayor fortaleza. "Al mismo tiempo pues supuso el crecimiento de todos, de todos mis hijos como empresarios, el mío como generación de confianza y en lo que íbamos planteando".

La presidenta hace hincapié en que son una empresa familiar, sus cinco hijos se desempeñan como consejeros activos en la empresa, cada uno asumiendo responsabilidades en áreas específicas que requieren coordinación constante. Además, sus dos nietas se han incorporado recientemente, con una ya formando parte del equipo de dirección y otra en proceso de inserción, pasando por diferentes áreas para familiarizarse con el negocio antes de ocupar puestos directivos

A medida que la conversación avanza, la protagonista no puede evitar mencionar otro desafío que asumieron: la crisis sanitaria desencadenada por la pandemia de la Covid-19. El cierre repentino del hotel, a pesar de estar en plena ocupación, fue un golpe devastador. La presidenta recordó con melancolía el momento en que tuvo que despedirse de los clientes y cerrar las puertas del establecimiento. "Fue muy, muy duro para mí. Yo creo que también fue un golpetazo. Me quedé como única habitante del hotel".

Desde Walt Disney a Lola Flores

Su esposo, el empresario, estaba decidido a lograr este objetivo y no escatimó recursos para ello. Invirtió 12 millones de pesetas para reformar el hotel, que contaba con 45 habitaciones, convirtiéndolo en uno de los primeros de la zona en ofrecer baño privado y teléfono en cada habitación, además de destacarse por su imponente ascensor, el primero de su tipo en un hotel en toda la Costa del Sol.

Inaugurado en julio de 1957, El Fuerte atrajo a una clientela distinguida, incluyendo personalidades famosas de todo el mundo. Desde el cineasta Walt Disney con su perro Pluto en 1958, la actriz británica Diana Dors en 1959, hasta la gran Lola Flores en los años 60, y más recientemente escritores como Rafael Alberti en 1990, políticos como Adolfo Suárez, Santiago Carrillo o Julio Anguita, y artistas como los integrantes del grupo Tricicle o los actores Penélope Cruz y Timothy Dalton, entre muchos otros.

El hotel, de categoría 1ª A, ofrecía alojamiento a 75 pesetas por noche, desayuno por 8 pesetas y almuerzo por 15 pesetas. Con este servicio y su prestigio, El Fuerte se convirtió en un ícono de la sociedad marbellí, formando parte de su imaginario contemporáneo desde su apertura. Por eso, la reciente rehabilitación del hotel ha sido bien recibida por la comunidad local.

Con 45 años y la responsabilidad de criar a cinco hijos a cuestas, Isabel se vio enfrentada al desafío abrumador de continuar el legado de su esposo. Sumida en la nostalgia y la añoranza, encontró consuelo en una carta donde él expresaba su ferviente deseo de seguir adelante juntos, una inspiración que la impulsó a unirse con sus hijos para cumplir la visión que él tenía para la empresa.

Referente emprendedor

Desde los modestos inicios con El Fuerte Marbella, un hotel modesto con 150 habitaciones, la compañía ha experimentado un crecimiento y expansión notable, abrazando nuevos proyectos en Andalucía y más tarde en Ibiza. El recuerdo de esos primeros días llenos de sueños y esperanzas se entrelaza con la melancolía de los tiempos pasados, donde cada logro era una victoria compartida con su esposo ausente.

La presidenta del grupo hotelero nos habló también sobre los desafíos que enfrentó como mujer en un entorno empresarial dominado por hombres. Recordó una reunión inicial con su equipo donde era la única mujer presente, una situación que era común en aquellos tiempos donde las mujeres raramente ocupaban cargos directivos. "Creo que las mujeres han sabido luchar antes, ahora y siempre tirarán adelante", declara. A pesar de las dificultades, resaltó la importancia de tener un proyecto de vida claro y defenderlo con determinación.

Además, García Bardón alentó a otras mujeres a perseguir sus sueños empresariales con pasión y determinación. Destacó la importancia de amar lo que hacen y rodearse de personas competentes y comprometidas. Enfatizó la necesidad de tener una visión clara y un deseo genuino de sacar adelante el proyecto, además de adaptarse a las demandas del mercado.

También, abordó la evolución del sector hotelero, destacando que "se está evolucionando en hacer hoteles para nichos de mercado específicos". Observó que la tecnología también está desempeñando un papel crucial en la industria, advirtiendo que aquellos que no se adapten corren el riesgo de quedarse rezagados. Estos factores, según ella, están moldeando el futuro del sector hotelero.

De hecho, explica que ellos han adaptado su oferta hotelera a las demandas específicas de distintos grupos de clientes. "Hemos creado marcas como el Amare Beach Hotels, diseñado para un público adulto que valora el arte, la música y la gastronomía exclusiva. También tenemos una próxima apertura de otra marca, Daia Slow Beach Hotels, que busca satisfacer las preferencias del turismo alemán, enfocado en la experiencia local y en contacto con la naturaleza".

La internacionalización como clave

En 2005, la empresa dio un salto audaz hacia la internacionalización, una decisión que, con el tiempo, se revelaría crucial para enfrentar los desafíos económicos desencadenados por la crisis de 2007-2008.

García Bardón también habla de los nuevos proyectos en marcha, incluyendo la apertura de un hotel en Sancti Petri en abril, un nuevo proyecto de la marca Daia Slow Beach Hotels en La Herradura, y la construcción de un hotel de 1.000 habitaciones en Playa Esmeralda en Viches, República Dominicana. "Otros proyectos adicionales los tenemos para dentro de unos meses en Jamaica". La presidenta, durante la conversación, también destaca el enfoque de la empresa en la promoción en el Caribe y la gestión directa de sus marcas en España.

A pesar de los éxitos empresariales, García Bardón no olvida su compromiso filantrópico, una faceta de su vida marcada por el deseo de retribuir a la comunidad que tanto les ha dado.

Es en estos gestos altruistas donde reside una parte esencial de su legado, que trasciende las fronteras del éxito empresarial y se enraíza en el amor y la solidaridad hacia los demás. A través de la creación de una fundación propia en 2005, canalizaron todas las acciones sociales de la empresa, demostrando un compromiso indeleble con las comunidades en las que operan, un tributo a la memoria de su esposo y a los valores que juntos defendieron con fervor y pasión.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud