Transportes y Turismo

Renfe destina 69 millones a una nueva base de mantenimiento en Aranjuez

Simulación del futuro taller. / Renfe

La operadora ferroviaria Renfe destinará 69 millones de euros a la construcción de una nueva base de mantenimiento en Aranjuez (Madrid), que destinará a tareas de mantenimiento preventivo y correctivo de sus trenes de Cercanías, así como a limpieza y reparaciones de averías. La empresa pública señala que, con este nuevo centro, incrementa su capacidad de mantenimiento y supone "un paso más" en la puesta a punto del nuevo parque móvil que empezará a incorporarse a partir del año que viene.

El nuevo taller estará situado en las inmediaciones de la línea convencional Madrid-Aranjuez, por la que circulan los trenes de Cercanías de la línea C-3, y facilitará la conservación de todos los trenes de esta red. Se dedicará al denominado "mantenimiento de primer nivel", que contempla las operaciones más sencillas y rápidas que se llevan a cabo en el mismo tren. Entre ellas se encuentran las preventivas, referidas a seguridad, limpieza y tareas ya programadas; y otras correctivas, como la reparación de averías, accidentes o vandalismo.

Las futuras instalaciones contarán con tres puestos de mantenimiento de 200 metros en ancho convencional, dotados de medios de elevación, bajavías y bajabogies. Además, dispondrá vías de estacionamiento y operativas con capacidad para 10 composiciones de 200 metros y 2 de 100 metros; así como vía de torno, de lavado y de carga y descarga de trenes.

Esta base será dotada con el equipamiento industrial necesario para llevar a cabo las tareas previstas, tales como medios de elevación, sistema de depuración o punto de vaciado de residuos. Por el momento, la ingeniería pública Ineco ha redactado el proyecto constructivo de la nueva base de mantenimiento, a la espera de que se liciten las obras, que se llevarán a cabo en los próximos dos años.

El nuevo taller de Aranjuez se suma a los 98 centros de actividad que dispone la operadora pública por toda España a través de su área industrial Renfe Ingeniería y Mantenimiento. Estos centros se dividen en talleres de primer o segundo nivel —en función de la complejidad de las operaciones— o de reparación de componentes. Por ellos pasan cada año más de un millar de trenes, y ejecutan 300 intervenciones de mantenimiento pesado. Para reducir su huella ambiental, Renfe ha decidido instalar paneles solares en 14 bases, con la intención de que cubran el 41% de sus necesidades energéticas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud