Transportes y Turismo

Rakuten vende su deuda en Cabify a Riberas en plena operación salida

  • La operación responde a las desinversiones en el sector de la movilidad
  • Sigue siendo principal accionista por delante de Seaya Ventures, Mutua y el ICO
Madridicon-related

Nuevo movimiento del gigante Rakuten para abandonar su incursión en el sector de la movilidad. La compañía dirigida por Hiroshi Mikitani ha vendido los créditos convertibles que mantenía en Cabify a Orilla Asset Management, el family office de la familia Riberas. La compañía japonesa se ha desprendido de esta deuda, que ascendía a algo más de 24 millones de euros, para recuperar parte de la inversión realizada en la compañía y en un momento en el que se apunta a su intención de desprenderse también de su paquete de títulos en la empresa española, donde aterrizó en 2015 y de la que todavía es primer accionista.

La compra de estos créditos la ha realizado Orilla Asset Management, el family office de la familia Riberas, que ya en marzo participó de la última ronda de Cabify, de 101 millones de euros, junto al Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y el grupo Mutua. Aunque el porcentaje de inversión de Orilla no fue desvelado, sí trascendieron las aportaciones del BEI y del ICO, con inversiones de 40 y 20 millones, respectivamente.

La llegada de nuevo capital tenía como objetivo acelerar en Cabify "los ejes destacados de su plan estratégico" y "la electrificación de la flota en España y América Latina", según explicó la compañía. La meta se cuantifica en multiplicar los ingresos por tres en los próximos tres años e incrementar su cuota de mercado en los países en los que opera, al mismo tiempo que se expande a más de 25 ciudades en América Latina y España. Entre los mercados idóneos para la plataforma están las ciudades de más de 200.000 habitantes. 

La operación de Orilla supone un espaldarazo a los planes de Cabify. El family office, que define su estrategia como "paciente" y con una visión a largo plazo, sin exigencia de un horizonte de salida predeterminado, aterriza en una compañía valorada en más de 1.000 millones de euros y que, según informó en verano, ha alcanzado unas cifras de ventas cercana a los 620 millones de euros. La asignatura pendiente es alcanzar la plena rentabilidad, un hito cada vez más cercano tras haber logrado un resultado bruto de 72 millones de euros.

Giro estratégico

Rakuten, por su parte, acelera en su operación salida de Cabify. Los planes del gigante japonés pasan por desvincularse del sector de la movilidad, como ya lo ha hecho en otros competidores de la empresa española en los que también decidió invertir hace años. Así, ha rebajado su participación en la cotizada estadounidense Lyft, competidor directo de Uber, y ha vendido sus títulos en la dubaití Careem.

La compañía japonesa es conocida en España por haber participado de otras compañías como la empresa de reparto a domicilio Glovo y la aplicación de planes de ocio Fever, así como por su apuesta en el FC Barcelona, del que fue patrocinador durante varias temporadas. Actualmente es accionista de la plataforma Rakuten TV, que tiene su origen en la española Wuaki TV.

Objetivo: recuperar la inversión

De acuerdo a la información financiera de Rakuten Europe, una de las sociedades desde la que controla sus participadas en el Viejo Continente, se ha visto obligada a hacer una provisión de 17 millones tras esta operación, que se firmó el pasado 30 de junio. No obstante, fuentes del proceso inciden en que Rakuten ha logrado igualmente recuperar su inversión.

El motivo es que al pago realizado por Orilla hay que sumar el realizado por Cabify años atrás, como consecuencia del primer vencimiento de este préstamo, que ascendía a 34 millones de euros. La compañía reveló así su intención de no seguir aumentando su participación en la empresa española y priorizó cobrar a convertir el crédito en capital.

La siguiente operación necesaria para salir de la compañía es la venta de sus títulos, para lo que habría contratado en los últimos meses al banco de inversión UBS, según publicó El Confidencial. Rakuten, que sigue siendo principal accionista de Cabify, por delante de Seaya Ventures, aterrizó en la compañía en 2015, en la primera gran ronda de financiación con fondos internacionales de Cabify.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud