Transportes y Turismo

Ryanair aumenta beneficios hasta los 663 millones con un encarecimiento del 42% en sus billetes

  • España, país en el que ocupa la primera posición en tráfico aéreo, jugó un papel clave en su crecimiento
  • La mejora frente al periodo comparable está afectada por la guerra de Ucrania
  • La ocupación también mejoró y en los próximos meses los precios medios por pasajero podrían disminuir
Madridicon-related

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair, primera compañía en tráfico aéreo en España, cerró su primer trimestre fiscal (de abril a junio) creciendo en pasajeros, ingresos y beneficios tras apoyarse en la recuperación sostenida de la aviación en Europa y en unos mayores precios de los billetes, que se encarecieron un 42%. La compañía tuvo así como denominador común el crecimiento, destacando el de sus ganancias, que fueron de 663 millones de euros.

Ryanair Holdings reportó este resultado, que mejora al del primer trimestre del año anterior afectado por Ucrania (170 millones de euros), gracias a una fuerte Semana Santa o la movilidad por la Coronación del nuevo rey en el Reino Unido en mayo, entre otros factores.

Analizados los ingresos del primer trimestre, la cifra de ventas totales aumentaron un 40%, hasta los 3.650 millones de euros. Los costes, por su parte, también aumentaron. Lo hicieron en un 23% y alcanzaron los 2.940 millones de euros, principalmente debido a un mayor gasto por combustible, que se elevó a doble dígito.

La clave de los mayores beneficios, que multiplican por cuatro los obtenidos en el último trimestre fiscal, estuvo en un aumento del precio medio de las tarifas. Este indicador pasó a ser de 49 euros, un 42% más. A ello hay que sumar que ingresos medios por servicios adicionales también se encarecieron (un 15%, hasta representar un total de 1.180 millones de euros) y que la ocupación mejoró, hasta ser del 95%, tres puntos por encima de la del año anterior. 

En términos operativos, la compañía anunció estar operando actualmente el mayor horario de verano (más de 3.200 vuelos y hasta 600.000 pasajeros al día) tras haber abierto tres nuevas bases, dos de ellas en España (Lanzarote y Tenerife), y más de 190 rutas nuevas más. Este crecimiento se ha traducido en una mayor cuota de mercados en plazas como la italiana, polaca, española o en Reino Unido.

Los resultados de Ryanair de este lunes son los segundos que una gran aerolínea europea hace públicos este verano. Antes fue el turno de Easy Jet, que también mostró una mejora de su rendimiento en los meses que recogen el inicio de la temporada alta (sus pasajeros aumentaron un 7% y los ingresos por asiento lo hicieron un 23%). Esta semana y en el inicio de agosto será el turno de otros grupos como IAG (dueño de Iberia y Vueling), Air France y Lufthansa.

Menores precios tras el verano

La compañía dirigida por Michael O'Leary espera que el tráfico del año fiscal 24 se incremente hasta los 183,5 millones. El objetivo sigue siendo un 9% superior al mismo periodo comparable del ejercicio anterior, pero al mismo tiempo supone un recorte frente a los 185 millones previstos originalmente. El motivo de esta nueva previsión: los retrasos en las entregas de nuevos aviones por parte del fabricante Boeing.

Además, espera una reducción en el incremento de las tarifas, que será mucho menor que en el primer trimestre debido a que los precios del segundo trimestre del año pasado fueron altos. En concreto espera una subida algo superior al 10%, frente al 42% del primer trimestre.

Por otro lado, revela que ha detectado una disminución en las tarifas cercanas a fines de junio y principios de julio. Por lo tanto, señala que el resultado final del primer semestre depende en gran medida de las reservas de cierre de agosto y septiembre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud