Transportes y Turismo

Portugal lanza la privatización del 50% de TAP con Lufthansa y Air France como favoritos

  • El objetivo es completar la operación este mismo año

El Gobierno de Portugal ha dado el pistoletazo de salida de la privatización de TAP, la aerolínea de bandera del país. Así lo recoge el diario luso Expresso que señala a Lufthansa y Air France-KLM como favoritos en la batalla por hacerse con la mayoría del capital. También habrían mostrado su interés otros grupos, como IAG -matriz de Iberia y Vueling- pero, según la misma información, el grupo hispano británico no estaría en cabeza.

TAP es una de las pocas aerolíneas que no forma parte de ningún grupo internacional y el Ejecutivo luso tiene, según el mismo medio, el objetivo de privatizarla en los próximos meses -entre finales de este año y principios del que viene-. La oleada de consolidación en el Viejo Continente comenzó hace varios años pero se ha acelerado tras la pandemia del Covid-19. 

No es la primera vez que la aerolínea portuguesa va a ser privatizada. En el año 2015, el Gobierno luso vendió un 61% del capital pero se vio obligado a asumir de nuevo el control de la firma apenas un año después tras mostrarse  en desacuerdo con su estrategia de expansión. Con la llegada de la pandemia, en 2021, TAP tuvo que ser rescatada de nuevo con dinero público. En concreto, recibió 2.657 millones de euros sujetos a un plan de reestructuración que incluía, entre otras cosas, una reducción de sus costes.

Los partidos de la oposición en Portugal ya han pedido explicaciones al Gobierno sobre esta maniobra de privatización. Chega, un partido a la derecha del arco parlamentario, ha remitido un comunicado en el que señala que el intento de privatización no comulga con las intenciones del Gobierno luso. "Vale recordar que la reversión de la privatización de TAP fue una de las grandes banderas del primer gobierno de António Costa, bajo el argumento de que TAP era estratégica para el país y que, por eso, debía permanecer en el Estado". En el otro extremo, PCP (Partido Comunista) también ha exigido explicaciones y dice que "la idea de que TAP solo sobrevive si se privatiza es una vieja tesis". 

Cuentas en rojo

Pese a la recuperación del tráfico que está viviendo el sector, las cuentas de la compañía siguen en números rojos, si bien estos se han reducido notablemente con respecto al ejercicio anterior. En concreto, las pérdidas fueron de 80,4 millones de dólares gracias a la vuelta del turismo, clave para la aerolínea. 

TAP Portugal es la aerolínea más grande del país. Durante 2019 representó más del 50% de las llegadas y salidas en el Aeropuerto Internacional de Lisboa, su principal hub. El Gobierno reconoció justo antes del verano que la compañía cerraría el ejercicio 2022 en pérdidas y no conseguiría beneficios hasta 2025. 

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments