Transportes y Turismo

Ryanair sale de pérdidas y gana 170 millones en su primer trimestre de 2022

  • La facturación de la compañía se disparó un 602%, hasta los 2.600 millones
  • La aerolínea afronta este lunes una nueva jornada de huelga de sus tripulantes
Avión de Ryanair. Foto: Dreamstime.

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair, que afronta este lunes una nueva jornada de huelga de sus tripulantes de cabina, obtuvo un beneficio neto de 170 millones de euros en el primer trimestre de su ejercicio fiscal (abril-junio), frente a las pérdidas de 273 millones de euros registradas en ese mismo periodo del año anterior.

La compañía radicada en Dublín destacó en un comunicado difundido este lunes que la recuperación estuvo acompañada por un "fuerte" repunte de su tráfico de pasajeros entre abril y junio, cuando transportó 45,5 millones de usuarios, el 461% más que en 2021, un periodo marcado por las restricciones de la covid.

Ryanair indicó que su facturación también aumentó el 602% entre ambos periodos, hasta ingresar en el primer trimestre fiscal de este ejercicio 2.600 millones de euros, de los cuales 582 y 466 millones correspondieron a sus dos principales mercados europeos, el italiano y el español, respectivamente.

Su consejero delegado, Michael O'Leary, señaló en la nota que "no es posible" efectuar una previsión de beneficios para todo el ejercicio debido a factores externos "fuera de su control", por lo que advirtió de que la recuperación está siendo "sólida, pero aún frágil".

"Aunque esperamos que la alta tasa de vacunación en Europa permitirá la recuperación total del sector de la aviación y el turismo y dejaremos finalmente atrás la covid, no podemos ignorar el riesgo de nuevas variantes en el otoño de 2022", expuso el directivo.

O'Leary apuntó que la invasión de Rusia en Ucrania perjudicó significativamente las reservas de billetes durante la pasada Semana Santa, motivo por el que el precio medio de su tarifa aérea cayó un 4% respecto a los niveles anteriores a la pandemia.

Las cifras de 2019 aún quedan lejos

En este sentido, Ryanair recordó que, a pesar de que logró beneficios en el primer trimestre del año fiscal 2022-23, por primera vez en tres años, aún está lejos de las cifras de ese mismo periodo de 2019, cuando ganó 243 millones de euros.

Asimismo, la aerolínea líder en Europa del sector de bajo coste alertó de que su factura de combustible podría seguir subiendo durante el resto del año, después de pagar 1.000 millones de euros en el primer trimestre fiscal, casi seis veces más que en 2021.

No obstante, O'Leary adelantó que Ryanair tiene cubiertas hasta el 80% de sus necesidades de combustible para este ejercicio, que concluirá el próximo 31 de marzo de 2023, si bien dijo que alto precio actual del petróleo seguramente afectará al restante 20%.

El directivo aludió, asimismo, a los retrasos y cancelaciones de vuelos que están experimentado muchos aeropuertos y aerolíneas europeas en las últimas semanas, lo que atribuyó a "retrasos sin precedentes" en las operaciones de "los controladores aéreos y personal de tierra". "Pero estamos confiados en que nosotros podremos operar casi el cien por cien de los vuelos programados, al tiempo que minimizaremos los trastornos y retrasos para nuestros clientes y sus familias", subrayó O'Leary.

Una nueva jornada de huelga

Por su parte, Ryanair ha empezado este lunes con 11 vuelos cancelados y 51 retrasos una nueva tanda de cuatro jornadas de huelga de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), convocada por los sindicatos USO y Utcpla, según informaron fuentes sindicales.

Los 11 vuelos interrumpidos tenían como punto de destino o de llegada los aeropuertos de Barcelona o Palma de Mallorca, que están siendo las bases más afectadas por estas protestas. En cuanto a los vuelos demorados, Palma de Mallorca (10 aviones), Málaga (nueve) y Santiago de Compostela (ocho) copaban el mayor número a las 9.00 horas de este lunes.

Los cuatro días de huelga convocados esta semana sucederán a otra tanda de cuatro días de huelga durante la semana pasada que apenas tuvieron incidencia en la operativa de la compañía, ya que se cancelaron menos de una decena de vuelos.

USO ha denunciado que la mayor parte de los vuelos fueron operados por tripulaciones de fuera. Según el sindicato, las tripulaciones españolas están de guardia en los aeropuertos o en sus casas y Ryanair está sacando tripulaciones enteras portuguesas o italianas para que operen los vuelos, asegurándose así que no se cancelen porque esas tripulaciones, al no ser españolas, no pueden hacer huelga y los vuelos salen con total normalidad.

Ryanair ya ha sufrido este verano otros 14 días de huelga que se saldaron con más de 250 vuelos cancelados con origen o destino en España, según USO.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud