Transportes y Turismo

Más de 570 toneladas y 3.328 kilómetros: la logística del Tour de Francia

  • Un equipo de 58 transportistas y 42 camiones son los encargados de mover cada día la impedimenta de la carrera
  • 58 transportistas son los encargados de montar, desmontar y distribuir los elementos del Tour
  • Todo el proceso logístico requiere entre tres y cuatro horas de trabajo
Imagen del Tour de 2021, en el Paseo de los Eliseos (París)

Desde aquel 1 de junio de 1903, día en el que comenzó el primer Tour de Francia, han cambiado mucho las cosas. Quizás nunca te hayas planteado quién es el encargado de montar, desmontar y trasladar gran parte de los elementos físicos portables del Tour. Desde hace 42 años XPO Logistics es el encargado de realizar este trabajo. 570 toneladas de mercancía, 3.328 kilómetros de recorrido y 42 camiones para que cada etapa de esta histórica prueba funcione a la perfección.

Barreras, pódiums, puertas, pinturas especiales de mobiliario, equipos de sonido, equipos de vídeo, y todos los productos de los patrocinadores. En el Tour de Francia es necesario el respaldo de una empresa de logística para gestionar el traslado de cada uno de los elementos necesarios para que salida, llegada y recorrido de cada jornada sea seguro para corredores, equipos y aficionados. Adicionalmente a esto, la empresa se encarga de la instalación de un kilómetro de vallas en la línea de meta de cada etapa, lo que representa un total de 500 de estos elementos por cada una de las 21 etapas con las que cuenta esta prueba.

"Para realizar con eficacia este trabajo es necesario tener dos cualidades fundamentales: en primer lugar la flexibilidad, muy importante porque cada etapa es diferente, y, por otro lado, la capacidad de adaptación e imprevistos, ya que pueden surgir en cualquier momento", comenta Massimo Marsili, director general para el sur de Europa y Marruecos de XPO Logistics en una conversación con elEconomista.es.

XPO tiene un equipo de 58 conductores que, una vez que finalice elTour en los Campos Elíseos de la capital gala, habrán transportado más de 570 toneladas de mercancía a lo largo de 3328 kilómetros en 42 camiones.

¿Cómo es el día a día de estos trabajadores? ¿Cómo se monta y desmonta toda lo que rodea a la prueba reina del ciclismo? El inicio de la jornada viene marcado, según destacan desde XPO Logistics, por el briefing diario en el que participa todo el equipo de profesionales. Es en esta reunión donde el líder de cada equipo explica las consideraciones logísticas y de seguridad a tener en cuenta durante la jornada.

Massimo Marsili: "Para realizar con eficacia este trabajo es necesario tener dos cualidades fundamentales: flexibilidad y capacidad de adaptación"

Tras la llegada de los camiones a la línea de meta de la etapa, empieza el proceso de instalación de los diferentes materiales. En este procedimiento trabajan muchos empleados que, mediante carretillas elevadoras, descargan los materiales e instalan el podio, las vallas de entrada a meta, así como las gafas, maillots y los cascos enviados por los patrocinadores para que luzcan en los lugares clave de salida y llegada. Para llevar a cabo lo anteriormente indicado, XPO Logistics cuenta con dos equipos principales: uno para la línea de salida y otro, idéntico, que realiza el trabajo en la línea de meta.

Tras el inicio de la etapa y el cierre de la zona de salida, al mismo tiempo que los correodores se deslizan por las carreteras galas, los equipos desmontan todo el material, lo cargan en los camiones y se dirigen al punto de inicio de la siguiente etapa. Una sincronía que les permite montar y desmontar en tiempo récord.

XPO invierte, según sus propios cálculos, entre tres y cuatro horas al día para realizar toda la instalación. Una vez finalizada la etapa y realizada la entrega de premios correspondiente, los empleados trabajan a contrarreloj para desmontarlo todo en menos de tres horas.

Al finalizar la jornada, el equipo se reúne en un área de descanso donde cogen fuerzas para iniciar la siguiente etapa y planifican los trabajos, una etapa que en vez de hacerla sobre las bicis como haría Tadej Pogacar o Primoz Roglic, lo hacen a bordo de sus camiones para que, a la jornada siguiente pueda entregarse el maillot amarillo.

La empresa cuenta con un plan de contingencia para que en el caso en el que se dé la cancelación de la etapa, ya sea por Covid-19, o por inclemencias climáticas la actuación sea lo más rápida y segura posible. A los 58 transportistas se une un equipo de coordinadores que contarán con el apoyo de monitores. Dichos monitores son los encargados resolver cualquier tipo de duda, a los coordinadores sobre la actuación en de positivo en Covid-19, o cancelación por inclemencias meteorológicas.

XPO cuenta esta vez con 18 camiones cuyo combustible es aceite vegetal hidrotratado

Por otro lado, desde XPO Logistics consideran clave la sostenibilidad de todo este proceso, por lo que tratan de que este sea uno de los Tour de Francia más sostenibles de la historia reduciendo el máximo posible las emisiones que se generan con su actividad.

XPO cuenta esta vez con 18 camiones cuyo combustible es aceite vegetal hidrotratado (HVO) emitiendo así un 85% menos de CO2 que los diésel que se utilizaban anteriormente, admiten. El resto de los camiones utilizados en el Tour de este año cuentan con motores euro seis, que según aseguran desde la compañía de logística, es la tecnología diesel más limpia que existe en el mercado. Los camiones equipados con tecnología Euro 6 reducen entre un 5% y un 10% las emisiones de CO2 y en un 70% de las emisiones de dióxido de nitrógeno de cada vehículo, clave para esta prueba deportiva.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments