Transportes y Turismo

La parada de Plasencia (Extremadura), punto de desencuentro en el nuevo tren rápido

  • Plasencia reclama una parada del tren rápido
Extremadura

Renfe afirma que el nuevo tren rápido de Extremadura que entrará en funcionamiento el 19 de julio no tiene parada en Plasencia para no retrasar en 33 minutos el tiempo de viaje, así zanjaba la polémica sobre si el tren para o no en la capital del Jerte.

En nota de prensa, Renfe señaló que "el diseño de la línea aconsejó que los trenes de Larga Distancia (Alvia e Intercity) no paren en Plasencia, ya que es una estación que en el argot ferroviario se define como 'terminal no pasante'". Dicho de otro modo, "si los trenes Alvia e Intercity tuviesen que parar en este momento en Plasencia, las circulaciones tendrían que llegar hasta allí y volver a retroceder para continuar, lo que incrementaría el tiempo de viaje total en 33 minutos, con el consiguiente perjuicio para los viajeros de Cáceres, Mérida y Badajoz (que concentran el grueso de la demanda en Extremadura)".

En 2021 el tren fue utilizado en la región por 529.023 pasajeros, y en Plasencia fueron 47.247, por lo que "llevar los trenes de Larga Distancia a Plasencia penalizaría, de esta forma, a la mayor parte de los viajeros de tren de la comunidad autónoma, por lo que, de momento, se ha optado por una solución que pasa por aumentar las circulaciones de Media Distancia en Plasencia y, por otra, y de acuerdo con las instituciones, por crear un nuevo servicio de enlace por carretera gratuito que comunica directamente la estación de Plasencia con la de Monfragüe-Plasencia, que sí contará con paradas de los trenes de Larga Distancia".

Por otro lado, Renfe ha subrayado que con la nueva línea de altas prestaciones para comunicar el norte extremeño con la ciudad de Badajoz, Extremadura recupera la mayor parte de la oferta de servicios que tenían antes de la pandemia en el año 2019.

La ciudad de Plasencia ve incrementada "de forma muy importante los servicios de Media Distancia y se mejoran los tiempos de viaje", así como los enlaces con la estación de Monfragüe-Plasencia.

Además, Renfe inició el viernes la venta de billetes de larga distancia y la próxima semana pondrá a la venta los abonos y los trenes de los servicios de Media Distancia, que constituyen el grueso de la movilidad en tren en las estaciones extremeñas, fundamentalmente en Plasencia, Monfragüe-Plasencia, Cáceres, Mérida y Badajoz.

La nueva línea de altas prestaciones construida por ADIF cuenta con un trazado de estructuras singulares, túneles y 28 viaductos (entre ellos, el de Almonte, uno de los puentes de hormigón con el arco ferroviario de mayor luz del mundo).

La línea que entra en servicio el día 19 de julio es sólo la Fase I (1.700 millones de inversión) de un proyecto mucho más amplio, que tendrá un alcance inversor total de 3.700 millones de euros y que se completará con la electrificación del tramo actual (que acarreará, además, un aumento de la velocidad comercial) y la construcción de dos tramos más, Madrid-Oropesa y Talayuela-Plasencia, éste último ya en construcción.

Desde este momento, el objetivo de Renfe, como operador de la nueva línea, será obtener el máximo aprovechamiento de esa nueva infraestructura para toda Extremadura, tanto con los trenes de Media Distancia (servicio público subvencionado) como con los trenes de Servicios Comerciales (que no reciben subvención del Estado). Con este objetivo, la empresa ya ha diseñado la oferta global de servicios directos y enlaces (incluyendo un enlace por autobús que ha creado la Junta de Extremadura entre las estaciones de Plasencia y Monfragüe-Plasencia).

De esta manera, el número de circulaciones semanales se incrementará desde el 19 de julio en un 17%, pasando de las 145 actuales (131 de servicio público y 14 de servicios comerciales) a 170 a partir del 19 de julio (144 de servicio público y 26 servicios comerciales).

Plasencia reclama

Ante esta noticia, el alcalde Plasencia, Fernando Pizarro, destaca que en los próximos días se convocará una reunión para definir unas actuaciones que protesten por la "eliminación de la parada del tren Alvia en la ciudad.

El hecho de poner autobuses gratuitos es un "intento de tapar la negligencia de eliminar" el tren de Plasencia, afirmó. El edil placentino elevó la voz ante el "aislamiento de la ciudad y la falta de interés", fruto de ello es la eliminación del 50% de las conexiones que la unían con la capital del país.

Delegación de Gobierno mantiene que para reducir tiempos hay que eliminar paradas

La delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, destacó que Plasencia estará mejor comunicada con el nuevo tren rápido porque se recuperan servicios que se habían perdido, pero manifestó que para ser competitivos y conseguir alta ocupación de los trenes hay que reducir los tiempos a Madrid todo lo posible con las principales estaciones extremeñas como Cáceres, Mérida y Badajoz.

García Seco destaca que en estos cuatro años el Ministerio de Fomento ha invertido 1.000 millones de euros para mejorar las infraestructuras ferroviarias y es algo "que debemos valorar".

"Estamos dando pasos para lograr un tren completo hasta Madrid de alta velocidad pero lo que acabamos de inaugurar es absolutamente positivo para avanzar en las necesarias conexiones dignas ferroviarias que todos reclamábamos desde hace años", ha incidido García Seco, que ha insistido en que el tren de altas prestaciones debe conectar con Madrid en un buen tiempo de viaje que sea competitivo con el coche.

Fernández Vara destaca que la filosofía de la alta velocidad no es parar en todas las estaciones

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha señalado este lunes que "la filosofía de la alta velocidad" es que "no puede parar en todos los pueblos de su trayecto, porque es imposible, y porque no ocurre en ningún sitio", sino que "unos pararán, otros no pararán" en determinadas localidades y "será en función de la oferta de haya".

Fernández Vara ha dicho que da "por hecho que en Mérida va a parar", y ha apuntado que "más temprano que tarde se podrá resolver el asunto y pueda parar en las cuatro capitales", ha resaltado a preguntas de los periodistas este lunes sobre las protestas respecto a que el nuevo tren de altas prestaciones no realizará parada en Plasencia.

En ese sentido, el presidente extremeño ha entendido que "todas las críticas que se hagan deben ser aceptadas en función de lo que a esta tierra y a esta región le ha tocado vivir en los últimos 20 años", por lo que ha señalado que no tiene "nada que objetar a las críticas", ya que son "consecuencia del enfado" de lo que a Extremadura le ha "tocado vivir a lo largo de este tiempo".

Así, Vara ha apuntado que la puesta en marcha de este tren el próximo 19 de julio "es un primer paso", y ha confiado en que "ojalá que cuando se den los siguientes, todo el mundo quede plenamente satisfecho".

Por su parte el Pacto por el Ferrocarril va a seguir exigiendo que los pasos se vayan dando para que Extremadura pueda contar con un tren rápido y competitivo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin