Telecomunicaciones

Telefónica reforzará Movistar+ para frenar la fuga de clientes hacia Netflix

  • Invertirá en contenidos para defender el liderazgo de ingresos medios por usuario del sector
  • La cifra de suscriptores de la 'teleco' en España se ha reducido en 200.000 usuarios en un año
  • La regulación de la TV de pago está "desfasada" respecto a los operadores OTT
Fotomontaje con estrellas de Movistar+. Foto: Getty

Telefónica reforzará su oferta de televisión de pago ante la creciente competencia de las plataformas de streaming y el cambio de hábitos de los usuarios. Según ha podido saber elEconomista.es, el grupo de telecomunicaciones prevé incrementar y diversificar su oferta de contenidos diferenciales como primera respuesta para competir con Netflix. Todo el fútbol, series exclusivas y el catálogo de Netflix y Disney+, entre otros, forman parte de los alicientes de Movistar+ para defender el mayor arpu (ingresos medios mensuales por usuario) del sector.

Pese a lo anterior, y según datos del pasado septiembre, el grupo español ha perdido más de 200.000 usuarios respecto al mismo mes de 2021, lo que arroja una reducción del 5,4% de sus suscriptores en España, hasta los 3,55 millones de abonados actuales. Sin embargo, los abonados que cursaron baja de Movistar+ no buscaron acomodo en otros operadores de telefonía de la competencia. De hecho, la base de clientes de Vodafone TV se redujo en 10.000 accesos, mientras en Orange España no existen datos comparables, una vez que el operador ha decidido contabilizar en conjunto los clientes que reciben el servicio de televisión de pago a través del decodificador o por el OTT(over the top) de Orange o de Jazztel. De esa forma, Orange dispone de 1,3 millones de suscriptores frente a los 630.000 de septiembre de 2021, cuando entonces la penetración de los servicios audiovisuales era del 17% sobre la base total de clientes de banda ancha de la compañía.

Tampoco hay datos actualizados de los clientes de televisión de MásMóvil, grupo hasta hace poco ajeno a este mercado. De hecho, el holding que integra marcas como Yoigo, Pepephone, Llamaya, Lebara o MásMóvil comercializa su propuesta Agile TV, un servicio de televisión de pago con un centenar de canales, entre ellos LaLiga Smartbank TV, Eurosport 1, Eurosport 2, Cines Verdi TV, Cine Feel Good y Ubeat, entre otros.

Conviene señalar que Movistar incluye en su catálogo de Fusión las propuestas de Netflix, Disney+ y DAZN, cuyos servicios cobra directamente desde la factura mensual que expide a sus clientes. En cualquier caso, el daño de esta competencia online se hace sentir en las cuentas de la teleco sin que se atisbe un vuelco a la situación a corto o medio plazo. Según explican los analistas del mercado a este periódico, los clientes de servicios de telecomunicaciones tienen claro que no necesitan el paquete de Movistar+ para disfrutar de las series Netflix o Disney+. No ocurre lo mismo con DAZN, ya que esta plataforma ofrece gran parte de los partidos de cada jornada de LaLiga, pero no todos los encuentros, algo que sí ofrece la televisión de Telefónica y le distingue del resto de sus rivales. Ese elemento diferencial se mantendrá esta temporada, así como la 2023/2024 y la 2024/2025, con opción unilateral de Telefónica de prorrogar por dos temporadas adicionales, con un coste variable que asciende aproximadamente a 16 millones de euros por cada temporada. A lo anterior se añade el contrato firmado el pasado agosto entre Telefónica y LaLiga para la emisión no exclusiva de LaLiga TV Canal Bar para abonados no residenciales para la temporada 2022/2023 con una garantía mínima de 29 millones de euros.

La tele no se vende

Por otra parte, Telefónica no contempla poner a la venta Movistar+, como pudo haberlo considerado a principio de año, ante las posibles muestras de interés de grandes operadores europeos de televisión de pago. Fuentes del mercado señalaron en un encuentro que mantuvieron a finales del pasado enero el presidente de Vivendi, Arnaud de Puyfontaine, con el líder del ejecutivo español Pedro Sánchez. En dicha reunión, el representante empresarial tuvo ocasión de recordar los estrechos vínculos que existieron en el pasado entre la compañía gala y España. Asimismo, según las mismas fuentes, Puyfointaine insinuó la ambición del grupo por extender de nuevo sus negocios en suelo español. En ese frustrado escenario, los destinos de Vivendi (Canal+ Francia), Prisa y Telefónica no volvieron a cruzarse, como ya sucedió hace ocho años con la compra de Sogecable por parte de la teleco entonces presidida por César Alierta. Aquella operación convirtió a Telefónica en el mayor operador de televisión de pago en España, con una oferta estratégica para la comercialización de los servicios convergentes vinculados a la fibra.

Ante el empuje comercial de Netflix y otras ofertas de streaming similares, Telefónica reclama desde hace varios años el cambio del escenario de competitivo del mercado de televisión de pago, donde Movistar+ aún se considera un operador dominante a efectos regulatorios, algo que no sucede con las plataformas estadounidenses con más clientes de pago que el grupo español.

Riesgo latente

El operador de telecomunicaciones refleja en la documentación que periódicamente comparte con la Comisión y Bolsa de Valores de los Estados Unidos (SEC, Securities and Exchange Commission) los posibles riesgos relacionados con los grandes grupos estadounidenses de televisión por streaming. En su informe dirigido a los inversores, la teleco señala la amenaza de impacto en las cuentas de la compañía por la competencia de las nuevas plataformas de vídeo, "que ofrecen tanto la tradicional televisión de pago, como vídeo bajo demanda o multipantalla o acceso multidispositivo". En concreto, la teleco señala que "no puede garantizarse que estos y otros esfuerzos tengan éxito". A modo de ejemplo, Telefónica señala que "si los servicios de televisión en streaming, como Netflix u otros, se convierten en la principal forma de consumir televisión en detrimento de los servicios de televisión de pago del grupo, los ingresos y márgenes de la compañía podrían verse afectados".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud