Telecomunicaciones y tecnología

MásMóvil compra Yoigo por 612 millones de euros

  • Se convierte en el cuarto operador tras Movistar, Vodafone y Orange

MásMóvil ha alcanzado un principio de acuerdo con TeliaSonera para adquirir el 100% de Yoigo, filial española del grupo sueco. La operación, que incluye la deuda de Yoigo, se ha cifrado en 612 millones de euros y convertirá al hasta ahora operador móvil virtual en el cuarto operador de red, detrás de Movistar, Vodafone y Orange. La compañía ha realizado ya un primer desembolso de 30 millones. Consulte el comunicado a la bolsa.

La compra, apuntada por este periódico el pasado 28 de mayo, pone fin a más de tres meses de dura pugna con el propietario de Telecable, Zegona, firma de capital riesgo que desperdició más de dos meses de exclusividad en las negociaciones con la multinacional nórdica. La incertidumbre del fondo británico acabó por disuadir a TeliaSonera, que finalmente se ha decantado por la propuesta de MásMóvil.

La trayectoria de la compañía que dirige Meinrad Spenger ha sido fulgurante desde que el pasado verano convenció a Bruselas para convertirse en la alternativa de bajo precio para el mercado español de las telecomunicaciones convergentes. Primero adquirió la red de banda ancha fija que pertenecía a Jazztel antes de que esta fuera comprada por Orange. Fueron activos suficientes para ofrecer fibra óptica en 720.000 hogares y ADSL en más de 18 millones de hogares. En telefonía móvil, el gran salto de calidad y cantidad se ha producido en apenas 50 días.

En ese tiempo, MásMóvil ha acordado la compra de dos de sus más directos rivales para así poder multiplicar por casi nueve su actual clientela en cuanto las adquisiciones se formalicen. A los 480.000 usuarios que sumó MásMóvil a lo largo de sus 10 años de historia se sumarán este verano los 500.000 de Pepephone, adquisición acordada a finales del pasado mayo y los 3,2 millones de abonados que atesora Yoigo. Es decir, pasará de 480.000 clientes a casi 4,2 millones.

El peso de los minoritarios

La agilidad negociadora de MásMóvil contrastó con la incertidumbre que generaba Zegona, fondo cuya oferta económica fue inferior a la de su rival. Pero no solo eso jugaba en su contra. Tampoco logró convencer a los accionistas minoritarios de Yoigo, ACS, FCC y Abengoa, poco dispuestos a desprenderse de unos activos que posiblemente se revalorizarán en el corto y medio plazo.

El caso de ACS fue especialmente sensible, ya que la compañía que preside Florentino Pérez no estaba dispuesta a valorar su participación del 17% muy por debajo de su tasación en libros. Así, según se desprende del informe anual de 2014 de la constructora, sus acciones en Xfera (Yoigo) están valoradas en 198,3 millones de euros, una vez tenidos en cuenta los saneamientos realizados antes de la venta en 2006 al grupo TeliaSonera, con las aportaciones realizadas en aquel ejercicio y posteriores, incluidos los préstamos participativos asociados a la misma.

Eso supone valorar la totalidad de Yoigo en 1.164 millones de euros, una cifra muy superior a la real, sin que hasta ahora el auditor le haya exigido acomodar dicha tasación teórica a la real. No fue el caso de FCC, que sí precisa en sus cuentas que el valor razonable de su participación del 3,44% en Yoigo es de 11,2 millones de euros, lo que representa una valoración de Yoigo de 325 millones de euros, una cifra 3,6 veces inferior a la que realiza ACS en sus memorias sobre el mismo activo.

Abengoa ingresará hasta 35 millones de euros con la venta de su participación del 3% en la empresa de telefonía Yoigo. Esta venta se incluye dentro del plan de desinversiones de la compañía, que contempla la salida de Abengoa de todos aquellos activos no estratégicos para su nueva estructura.

Además de los accionistas minoritarios, en la resolución de la compra desempeñó un papel clave Telefónica. Esta compañía ofrece su red de GSM a Yoigo en todo el país, así como la de 3G en donde no alcanza la de la filial de TeliaSonera. Se trata de una factura que históricamente ha frenado el futuro de Yoigo y que podría seguir haciéndolo, ahora bajo el techo de MásMóvil, si no se negocia un precio interesante. A lo anterior se suma Pepephone, que también trabaja con Telefónica, mientras que Orange es el proveedor de red de MásMóvil desde su primera llamada en la primavera de 2006.

La batalla entre MásMóvil y Zegona por Yoigo tardará de olvidarse en el sector. La primera ya adelantó a su rival al adquirir Pepephone y lo ha vuelto a hacer con Yoigo, pese a que inicialmente tenía todo en su contra.

Finalmente, los problemas de financiación que se le atribuían a MásMóvil no han sido tales. El movimiento anunciado el pasado nueve junio resultó decisivo para despejar las últimas incógnitas. Así, el consejo de administración de MásMóvil solicitó a sus accionistas el correspondiente permiso para modificar un punto del orden del día de la junta prevista para el próximo 23 de junio. Se trata de elevar la cifra de ampliación de capital prevista, inicialmente de 90 millones, para fijarla en 230 millones. Para eso, el operador propuso una nueva emisión con la puesta en circulación de casi 11,77 millones de acciones con un valor nominal de 0,10 euros, a un precio de 19,55 euros por acción, entre capital y prima de riesgo.

Frecuencias de UMTS

Con la compra de Yoigo por parte de MásMóvil se cierra una historia de un operador que comenzó a operar en 2006, seis años más tarde de su constitución. Tuvo que ser el propio gobierno quien descongeló a una compañía que en 2000 logró una de las preciadas licencias de telefonía de Tercera Generación (UMTS). La amenaza de perder las frecuencias sin se ponía en servicio y la ejecución de unos avales de 467 millones de euros convencieron a TeliaSonera a dar un paso al frente para hacerse con el 76,5% de la sociedad y lanzar al mercado Yoigo.

El estreno de Yoigo resultó especialmente importante para el desarrollo de competencia en un mercado de la telefonía móvil, hasta entonces abonado a tarifas complejas y con precios mucho más altos que la media europea. Su propuesta de bajo y precio y claridad en las ofertas marcó tendencia en el sector, reforzada poco después por la irrupción de los operadores móviles virtuales. Uno de ellos fue MásMóvil, quien ahora ha dado la vuelta a la historia para convertirse en la alternativa de conectividad para los usuarios más sensibles con los precios más ajustados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

David
A Favor
En Contra

Compra ruinosa. Por que?, porque Yoigo utiliza redes Movistar y MasMóvil Orange.

Habrá muchas portabilidades a Tuenti buscando covertura Movistar a bajo precio, como será en mi caso, ya que tiene la mayor cobertura en España

Puntuación -14
#1
Terminator
A Favor
En Contra

Con esta compra y la de pepephone,... MasMovil se sitúa como 4to operador. Ahora falta que rentabilicen esas compras sobrevaloradas. Complicado escenario

Puntuación 6
#2